Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Signes niega que el desvío de agua a Barcelona sea un trasvase

El portavoz de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Francesc Signes, aseguró ayer que el acuerdo alcanzado por el Gobierno central y los regantes del Ebro para paliar la necesidad de suministro de agua del área metropolitana de Barcelona "no es un trasvase" y precisó que se trata de una medida "provisional y puntual".

Signes realizó estas declaraciones en respuesta a las críticas de varios cargos populares, como el secretario regional del Partido Popular, Ricardo Costa, quien lamentó ayer el "espectáculo hídrico" que está ofreciendo el Gobierno. Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, Agua, Territorio y Vivienda de la Generalitat, José Ramón García Antón, criticó en un comunicado que, "tras cuatro años de negativas y silencio por parte del Gobierno central a la reivindicación de los valencianos", el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "comienza su segundo mandato recuperando una parte del trasvase del Ebro para llevar agua a Cataluña, mientras condena a la otra parte de España sin agua", en lo que el PP ve una "discriminación".

Una apreciación que matiza el parlamentario socialista: "La discriminación a la Comunidad Valenciana en temas de agua no la ejerce el Gobierno, sino la actitud de la Generalitat". Signes añadió que el presidente catalán, José Montilla, "ha apostado por el diálogo, ha atendido a los criterios del Gobierno y ha renunciado al trasvase desde el Segre al Llobregat porque ha constatado que es más rápido y eficaz llegar a acuerdos".

Camps miente

El dirigente socialista cree que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el PP "siguen mintiendo y engañando a los valencianos de forma descarada e intolerable intentando disfrazar de trasvase lo que no es más que la cesión de un agua asignada al regadío para un fin distinto como es el abastecimiento". En este sentido, explicó que esta medida, conocida como bancos del agua, "figura en el programa AGUA del Gobierno". "Camps denuncia discriminación cuando el Gobierno central lleva tiempo haciendo lo mismo que ahora hace en Cataluña para la Comunidad Valenciana", aseguró para explicar después que se compra a los regantes castellano-manchegos agua del Júcar para abastecer a la ciudad de Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 2008