Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace en Brasil la Fundación Santillana

El organismo dará apoyo a creadores culturales, docentes y educadores

Después de Colombia y Argentina, la Fundación Santillana cuenta desde esta semana con una nueva sede en Iberoamérica tras haber quedado oficialmente constituida en Brasil. Se trata de un país clave en el Grupo Santillana y con vocación de expansión en el futuro, como afirmó Ignacio Polanco, presidente del Grupo PRISA, a quien acompañaban Juan Luis Cebrián, consejero delegado; Emiliano Martínez, presidente de Santillana, y Andrés Cardó, director general de la editorial Moderna Santillana de Brasil. Para Emiliano Martínez, la fundación "dará apoyo y difusión a los creadores culturales, docentes y educadores para que su labor tenga mayor reconocimiento en la sociedad".

El acto oficial de la creación de la Fundación Santillana, que tuvo lugar en un hotel del centro de São Paulo, se convirtió espontáneamente en un homenaje a la recientemente fallecida Isabel Polanco, cuyo amor por Brasil y su esfuerzo por introducir en ese país el Grupo Santillana fue evocado por los oradores, comenzando por su hermano Ignacio: "Mi padre siempre fue un gran admirador de Brasil, pero fue mi hermana Isabel quien supo transformar esa admiración en una participación efectiva del Grupo Santillana en la vida brasileña".

Ante una platea de cerca de 200 destacadas personalidades del mundo de la cultura, de la empresa, las artes y la política, el presidente de PRISA dijo: "Nuestra confianza en este gran país se extiende no sólo al plano empresarial sino también al plano cultural, en el que queremos ser un puente, un lazo más, para los creadores de Brasil y España, así como para la rica y variada obra cultural latinoamericana".

Cinco personalidades integran el consejo consultivo de la Fundación Santillana en Brasil: los ex presidentes de la República José Sarney y Fernando Henrique Cardoso; el senador Cristovam Buarque; el diputado Paulo Renato Souza (ambos ex ministros de Educación), y una de las escritoras más célebres del país, Nélida Piñon, que en su discurso inaugural destacó el trabajo de la Fundación Santillana y del Grupo PRISA como "un sueño de democracia y pluralismo, una utopía que motiva el ideal social". Visiblemente emocionada al evocar la figura de Isabel Polanco, la novelista la definió como "muchas mujeres dentro de una sola", y afirmó que "tenía el sueño de hacer de Brasil un país de lectores activos". El ministro de Justicia, una de las figuras de mayor relieve del Gobierno, tras puntualizar que estaba allí representando al Gobierno y a su presidente Lula, calificó al Grupo PRISA como un "sujeto activo de la democracia de España".

La tarde del jueves, en la sede de la Editorial Moderna, Ignacio Polanco insistió en la continuidad en la gestión que Isabel Polanco desarrolló al frente de la editorial, que hoy dirige el que fue su brazo derecho, Miguel Ángel Cayuela. El presidente de PRISA estuvo acompañado por Francisco Pérez González, a quien calificó como "socio inseparable de mi padre toda la vida".

Juan Luis Cebrián, por su parte, destacó que "la educación es uno de los grandes factores dentro del Grupo PRISA" y que Santillana "no ha hecho más que darnos a todos alegrías en estos últimos años". Cebrián destacó también la labor de Isabel Polanco en favor de los derechos de los trabajadores, antes de llegar a Santillana, como directora de Recursos Humanos del grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de abril de 2008