Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad desmantela la Dirección General de Salud Pública

Los trabajadores alertan del impacto de la medida sobre la población

La nueva estructura de la Consejería de Sanidad, aprobada en un decreto por el Consejo de Gobierno celebrado ayer, ha desmantelado la configuración administrativa de Salud Pública de la Consejería de Sanidad. Estos profesionales, cuya función es prevenir y controlar epidemias y demás riesgos para la salud, mostraron ayer en un comunicado su "preocupación y alarma ante esta decisión", que "fragmenta y descoordina" los recursos y los profesionales.

"Consideramos este decreto un grave error por las negativas consecuencias que tendrá para la salud de la población. La nueva estructura es un paso atrás en la experiencia organizativa y profesional acumulada en las últimas tres décadas", aseguran.

El comunicado recuerda que las funciones que llevan a cabo los técnicos de Salud Pública incluyen garantizar la potabilidad del agua, la seguridad alimentaria, el control sanitario de mataderos, los calendarios vacunales, la vigilancia de la salud de los trabajadores, el control de las epidemias y la realización de campañas para sensibilizar a la población. Todo ello, según los profesionales, requiere de una "estructura que coordine recursos y tareas".

Para Sanidad, el cambio obedece a simples "razones organizativas" que en nada "reducen la calidad y eficacia de un servicio fundamental como es la salud pública, formado por grandes profesionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 2008