Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona inspeccionará cada tres meses las obras del túnel del AVE

El Ayuntamiento de Barcelona no quiere ceder la batuta de las obras del túnel del AVE. Por eso forjará su propio criterio al margen de la valoración que haga Adif, empresa responsable de los trabajos que empezarán en junio. "Traeremos a los mejores técnicos de Europa", señaló ayer el concejal de Urbanismo barcelonés, Ramon García Bragado, que delimitó las tareas de la comisión de expertos anunciada el lunes. Serán cinco ingenieros europeos además del español Antonio Gens, que ya asesora a la Generalitat en la construcción de la Línea 9.

La comisión revisará la obra cada tres meses y tras cada inspección remitirá un informe al Consistorio. Éste podrá pedir explicaciones a Adif si los expertos detectan anomalías. Su opinión, aclaró Bragado, no interferirá en el desarrollo de los trabajos. Será la base teórica que permita al Ayuntamiento calibrar la actuación de la empresa constructora y velar por que no haya percances en un proyecto que eriza distintas sensibilidades.

El propio Bragado ha insistido en la seguridad del trazado ante la oposición municipal y del Parlamento catalán. Quienes se oponen al recorrido actual señalan que los trabajos pueden dañar las viviendas y los monumentos contiguos. La Sagrada Familia, por ejemplo, queda a 45 centímetros del punto por dónde pasará el túnel. Y en la retina se acumulan el desplome del Carmel, en 2005, junto con los socavones del Gornal del pasado octubre, éstos originados también por unas obras que ejecutó Adif. "Sin estos problemas no haría falta la comisión. Ahora hay que demostrar que queremos hacer las cosas bien", razonó Bragado.

Comisión 'exprés'

La precipitación municipal en esta nueva estrategia es evidente. El lunes, el alcalde, Jordi Hereu, anunció la comisión cuando el único ingeniero fichado era Gens. El propio Hereu admitió desconocer aún el resto de integrantes. Bragado explicó ayer que el compromiso con estos técnicos es verbal, pero que "están muy ilusionados". El profesor alemán Markus Thewes, uno de los que citó como integrante de la comisión, se sorprendió después de que alguien hubiera mentado su nombre. "No tengo información sobre el tema", respondió azorado desde su despacho de Bochum.

"De cualquier forma, es una medida positiva", se felicitó el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Josep Oriol, que señaló un fleco pendiente. "La obra la hace Adif. Debe estar informada de todo y conforme a compartir detalles del proyecto", apuntó Oriol. "A Adif no le hemos preguntado", había dicho Bragado por la mañana. Un portavoz de la empresa señaló: "cualquier precaución es buena", aunque lamentó conocer la medida a través de los medios.

Esta comisión supone, junto con el plan de actuación, la guía con que el Ayuntamiento prevé pilotar las obras. El Consistorio pidió en dicho plan, enviado a Adif en diciembre, un sitio en la mesa que dirige las obras. Adif aún no ha respondido a esta petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 2008