Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas se movilizarán contra nuevos rellenos en el puerto de Vigo

Consideran prioritaria la alternativa de erradicar empresas del suelo portuario

En el espacio portuario de la ría de Vigo hay 960 concesiones que tuvieron su origen en la necesidad de suplir durante los últimos 25 años la carencia de suelo industrial. Resolver su situación debería ser un paso previo a cualquier iniciativa para obtener espacio a través de rellenos, según la plataforma ecologista A ría non se vende, que ha declarado la guerra a la pretensión de la Autoridad Portuaria de Vigo de obtener más de 230.000 metros cuadrados con rellenos y que se sumarían a los más de dos millones de metros ya obtenidos por ese sistema.

La propuesta del presidente de la Autoridad Portuaria viguesa, Jesús Paz, que reclama soluciones consensuadas, de momento sólo ha obtenido el estímulo de la Confederación de Empresarios de Galicia. El alcalde de la ciudad, Abel Caballero, ha prometido estudiar el asunto para llegar en dos meses al consenso institucional que se persigue, pero no ha de ser fácil. El BNG se ha mostrado siempre beligerante con los rellenos y el propio pacto de gobierno que selló su coalición con los socialistas para gobernar Vigo señala explícitamente que se opondrán a cualquier relleno en el muelle del Areal, donde ahora la Autoridad Portuaria propone ganar 80.000 metros cuadrados al mar.

Los ecologistas de A ría no se vende, que agrupa a 14 organizaciones, no dejan resquicio: ni un solo metro más de relleno. Y han comenzado las movilizaciones para llevar a la población a manifestarse el 25 de mayo con ese objetivo.

A lo largo de los diez kilómetros de instalaciones del puerto de Vigo, entre Rande y Bouzas, hay espacio suficiente para ampliar el puerto. "Sólo hay que sacar de ahí lo que no tiene que estar", aducen. Esto es, empresas de carpintería, conserveras, oficinas y meras naves de almacenaje que podrían desarrollar su actividad en zonas del interior. La propia propuesta de Jesús Paz contempla la posibilidad de obtener 250.000 metros cuadrados con el rescate de las concesiones y la erradicación a polígonos industriales próximos de empresas que ahora ocupan superficie portuaria sin necesidad, pero no fija su prioridad sobre los rellenos, cuando éstos serán irreversible y sólo para atender una demanda de competitividad hasta 2015.

El puerto de Leixoes, citan como ejemplo, tiene la mitad de superficie que el de Vigo y mueve el doble de contenedores, o el de Saint Nazaire, en Francia, especializado en el tráfico de vehículos, "funciona perfectamente sin tener ninguna superficie dedicada a su almacenamiento".

Para los ecologistas, la propuesta de la Autoridad Portuaria de Vigo abunda en la "chapuza e improvisación" que convirtió el puerto vigués en "un desastroso polígono industrial" y relega, una vez más y después de muchos años de esperarlo, la presentación del plan de utilización de los espacios portuarios: el de Vigo es el único puerto de interés general, de los 14 que existen en la costa española, que funciona sin dicho plan de ordenamiento. Paz ha prometido presentarlo una vez obtenga el pronunciamiento institucional sobre su propuesta de rellenos.

"La Autoridad Portuaria confunde los intereses de las multinacionales con los de la ciudad, y su progreso es nuestra ruina", afirma Enrique Romasanta, uno de los portavoces ecologistas, recordando que la ría de Vigo constituye uno de los ecosistemas con más producción biológica del mundo. En el lugar que hoy ocupa el macro-relleno de Bouzas, por ejemplo, se encontraba el banco de almeja más productivo de la ría y que pasó de producir 940 toneladas en 1967 a tan sólo una en 1986.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2008