Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de la justicia

Bermejo y los sindicatos pactan el fin de la huelga tras 18 horas en la mesa

Los trabajadores de Justicia logran una subida salarial que llegará a los 190 euros

62 días, 15 reuniones, ocho propuestas y decenas de miles de procesos paralizados después, los sindicatos y el Ministerio de Justicia llegaron ayer a un acuerdo para poner fin a la huelga de funcionarios. Fueron necesarias 18 horas de reunión entre el sábado y el domingo para llegar a un consenso que suscribieron CC OO y UGT. Estos dos sindicatos ya han desconvocado el paro. Continúan con la huelga las otras dos organizaciones convocantes: CSIF y STAJ, que están de acuerdo con el compromiso del ministerio, pero quieren someterlo hoy a referéndum entre los trabajadores.

La huelga, pues, continúa hoy y también está apoyada por buena parte de las bases de CC OO y UGT. Previsiblemente, finalizará de forma definitiva mañana, ya que todos los sindicatos pedirán el voto favorable a un acuerdo que aumentará los salarios de los trabajadores en 160 euros mensuales durante 2008 y 190 desde julio de 2009. Han conseguido mucho de lo que reclamaban cuando iniciaron el paro el pasado 4 de febrero: la práctica equiparación salarial con las comunidades autónomas con las competencias de Justicia transferidas, unos 200 euros mensuales. En total estaban llamados a la huelga unos 10.300 trabajadores de siete comunidades (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Murcia, Asturias, Baleares, además de Ceuta y Melilla) y los órganos centrales (Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional, entre otros).

El acuerdo ha superado otro de los escollos que se plantearon después de aproximadamente un mes de negociación: cómo recuperar el trabajo acumulado. Las partes firmaron un anexo donde se recoge que los funcionarios podrán hacer estas horas extra voluntariamente, sin exceder nunca las 40 horas de trabajo semanales. Tendrán que poner al día 130.000 procesos judiciales, según los funcionarios, cifra rebajada a menos de 50.000 por el ministerio. Ahí entran certificados de defunción, de nacimiento, notificaciones de embargo y celebraciones de juicios, entre otras. El servicio especial para recuperar esta labor durará hasta seis meses, aunque tanto sindicatos como jueces y algunos colegios de abogados cifraron en un año el tiempo necesario para hacerlo.

Las nueve páginas de texto que firmaron ayer a las seis de la tarde el ministro de Justicia en funciones, Mariano Fernández Bermejo, y los responsables de servicios públicos de CC OO y UGT, Miguel Segarra y Julio Lacuerda, incluyen también una mejora de la calidad en el servicio. Se implantará un sistema de control de horarios y se aplicarán nuevos sistemas informáticos. Los funcionarios también se comprometen a colaborar con la implantación de la Oficina Judicial.

El ministro estuvo en contacto durante la negociación con el presidente del Gobierno y con los dos vicepresidentes. Bermejo tomó las riendas de la negociación el sábado después de que un referéndum tumbase la anterior propuesta de la Administración dos días antes. Calificó el documento de "muy bueno" y dijo que "no hay vencedores ni vencidos". "Los únicos ganadores son los ciudadanos, a quienes pido disculpas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2008