Los problemas de la justicia

El Supremo abre la vía para revisar las condenas a violadores

El fiscal impugnará la libertad del agresor de Vall d'Hebron

La Sala Penal del Tribunal Supremo notificará hoy una resolución en la que acepta que la Fiscalía de Barcelona pueda recurrir la excarcelación del violador de Vall d'Hebron, al que la Audiencia provincial descartó aplicarle la doctrina Parot, que le hubiera mantenido en prisión al menos cuatro años más. La decisión del alto tribunal es el primer paso para que en su día tal vez puedan revisarse liquidaciones de condena firmes que podrían prolongar la estancia en prisión de millares de delincuentes.

"No puede ser que alguien cumpla sólo un año de cárcel por cada ataque sexual"

Más información

José Rodríguez Salvador, el violador de Vall d'Hebron, fue condenado por 17 violaciones a penas que sumaban 311 años, de los que cumplió apenas 16. Salió de la cárcel el pasado septiembre a pesar de que la Fiscalía de Barcelona sostuvo que cabía aplicarle la doctrina Parot, que hubiera extendido su condena hasta 20 años. Pero la Audiencia de Barcelona entendió que la liquidación de condena que se hizo al preso en 1999 era firme, porque la fiscalía no la recurrió en su día. En realidad, no pudo hacerlo porque la doctrina Parot, que descuenta los beneficios penitenciaros sobre cada condena e impone su cumplimiento sucesivo hasta el límite legal de 20 años, salió en 2006.

La fiscal jefe de Cataluña, Teresa Comte, no se conformó y presentó un recurso de queja ante el Tribunal Supremo. La Fiscalía del Supremo le dio curso ante la Sala de lo Penal, reclamando la admisión de recursos de casación contra la negativa a modificar las liquidaciones de condena. Y el Supremo notificará hoy que cabe impugnar la decisión de la Audiencia.

Es sólo el primer paso, al que tendrá que seguir el recurso de la fiscalía pidiendo que a Rodríguez Salvador se le pueda aplicar la doctrina Parot y que reingrese en la cárcel. La Audiencia de Madrid ha venido siguiendo el mismo criterio que la de Barcelona de negarse a revisar liquidaciones de condena firmes, adoptadas antes de la doctrina Parot. En cambio, la Audiencia Nacional ha revisado sentencias de etarras a los que ha alargado la pena más de una docena de años apenas unas horas antes de salir en libertad.

Cuando se produjo la excarcelación de Rodríguez Salvador (tenía entonces 48 años), fuentes del Supremo explicaron que la esencia de la doctrina Parot consiste en distinguir al individuo que comete un delito del que comete docenas de ellos. "Lo que no puede ser es que al final un violador cumpla un solo año de cárcel por cada una de las violaciones que ha cometido", dijeron entonces las citadas fuentes. La doctrina Parot "no se hizo sólo para los terroristas, sino para casos como ése", apuntó otro magistrado.

En cambio, otros jueces entienden que la firmeza de las condenas "conlleva una situación jurídica plenamente consolidada" que "no puede ser modificada por aplicación de criterios interpretativos ulteriores".

Sospechoso en fuga

Un abogado de Sevilla reclamó ayer más esfuerzo policial para detener a un hombre que está acusado de abusos sexuales a una niña de 12 años y que se encuentra fugado de la justicia desde diciembre de 2006, tras pagar una fianza de 24.000 euros. F. N., de 42 años, dejó de presentarse ante el juez desde esa fecha, cuando debía ser notificado de la incoación de un sumario que implicaba para él una pena superior a los seis años de cárcel, por un delito de agresión sexual. Al acusado se le incoó ese sumario después de que las pruebas biológicas demostrasen la presencia de semen suyo en la ropa interior de la menor. Según el letrado, que representa a los padres de la niña, el imputado quedó en libertad con apoyo de la fiscalía, que no apreció riesgo de fuga.

El juez ha interrogado a su novia y a otros familiares para intentar obtener alguna pista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 06 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50