Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona celebrará en Montjuïc la primera edición de la Noche Blanca

Los equipamientos culturales y deportivos sitos en la montaña barcelonesa abrirán la noche del 5 julio con una programación especial y gratuita

Un festín cultural gratuito y trasnochador. Los equipamientos culturales y deportivos de Montjuïc acogerán el próximo 5 de julio la primera edición en Barcelona de la Noche Blanca, impulsada por el Ayuntamiento. Esta iniciativa, que ya ha tenido un gran éxito en otras ciudades -París y Madrid, entre ellas-, consiste en abrir de noche y hasta el amanecer los museos y otros centros públicos con actividades diferentes a las que programan habitualmente.

En el caso de Barcelona, estarán abiertos desde las 22.00 hasta las 5.00 o las 6.00, según un portavoz del Ayuntamiento.

Sami Naïr inaugura el 21 de mayo el Año del Diálogo Intercultural

El Grec acogerá un concierto de L'Orchestra Piazza di Vittorio

La elección de Montjuïc está justificada por la gran cantidad de equipamientos que se despliegan en la montaña y que incluyen el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), el Mercat de les Flors, el Teatre Lliure, el Palau Sant Jordi, las piscinas Picornell, el castillo de Montjuïc, el Jardín Botánico y el museo Etnológico, entre otros.

Además, el Ayuntamiento ha invitado a participar en la iniciativa a centros privados ubicados también en Montjuïc, como la Fundación Miró y Caixafòrum, entre otros, y da por segura su participación. El espíritu de esta experiencia es que las actividades sean gratuitas, pero en el caso de los recintos privados serán ellos los que decidan si se debe pagar entrada o no, aunque no se espera que los precios vayan más allá de ser puramente simbólicos.

La inauguración de la Noche Blanca se celebrará en el Teatre Grec con un concierto a cargo de la italiana L'Orchestra di Piazza Vittorio, dirigida por Mario Tronco y formada en su mayoría por músicos inmigrantes. Las entradas se podrán recoger en el Palau de la Virreina a partir de una fecha todavía por concretar.

Para dotar de una identidad propia al acontecimiento y diferenciarse del resto de ciudades que lo celebran, el consistorio barcelonés baraja otros nombres para rebautizar la Noche Blanca, como el de elegir uno que haga referencia al Año Mercè Rodoreda, aunque las alternativas parecen descartadas por ahora.

La actuación de L'Orchestra di Piazza Vittorio no sólo formará parte del Festival Grec, sino que también se ha incluido en una programación especial con motivo del Año del Diálogo Intercultural, promovido por la Unión Europea, que en Barcelona empezará el 21 de mayo con una conferencia de Sami Naïr en el Saló de Cent del consistorio barcelonés.

L'Orchestra di Piazza Vittorio es una formación desconocida en España, pero que ha conseguido una gran popularidad en su país en pocos años. Así quedó demostrado en el concierto que ofreció en la noche del viernes en el Campidoglio de Roma -la hermosa plaza en la que está ubicado el Ayuntamiento de la capital italiana- dentro de un homenaje a Martin Luther King. Su trayectoria es un ejemplo de compromiso social. Así, la formación recibe el nombre del enclave romano en el que se suelen reunir los inmigrantes y es fruto de la iniciativa de Mario Tronco y de Agostino Ferrente, quien ha realizado un documental sobre su historia que también se proyectará en el Grec la misma noche del concierto (después de éste, la pantalla se podrá utilizar para proyectar películas durante la madrugada).

Tronco, que aprovechará la ocasión para presentar su versión del primer acto de La flauta mágica (entre el público ya se sabe que estará Manu Chao), define la música de esta orquesta como "bastarda". Nacida de un movimiento vecinal más amplio que quería impedir que un cine de barrio se transformara en bingo, la orquesta se ha convertido en abanderada del mestizaje. Así, la mayoría de sus 16 componentes es de origen extracomunitario. Juntos han creado un repertorio que fusiona a la perfección tradiciones musicales dispares, como las de Cuba, Senegal, Brasil y Túnez; mezcla idiomas y pasa con naturalidad de los ritmos más fiesteros a melodías llenas de nostalgia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2008