Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas ofrecen un decreto que impulsa la VPO

El Grupo Socialista en las Cortes presentó ayer un decreto ley de medidas urgentes para que los Ayuntamientos puedan disponer de suelo con destino a la construcción de vivienda pública que intenta conciliar "el cumplimiento del derecho constitucional a la vivienda con la necesaria reactivación de la actividad económica". La construcción se contrataría con un promotor o a través de algún tipo de convenio o concurso. Ángel Luna, portavoz socialista, explicó que la ley de suelo de ámbito estatal reserva suelo para vivienda pública en los nuevos planes urbanísticos, pero en estos momentos de incertidumbre "los promotores no están por la labor" mientras que los Ayuntamientos "pueden ofrecer propuestas muy concretas".

El decreto está en sintonía con las solicitudes formuladas desde la patronal regional en favor del impulso de las viviendas de protección para sortear el descenso de actividad en el sector. UGT plantea iniciativas similares. Pero el ofrecimiento persigue, sobre todo, "denunciar la ausencia de programa" del Consell. "Francisco Camps no defendió un programa en su investidura", recordó Luna, "porque no tiene".

Luna detalló otros tres ejes sobre los que girará la actividad parlamentaria de los socialistas en los próximos meses. En primer lugar, "controlar el despilfarro". "La deuda pública es especialmente preocupante, condiciona la actividad de este Gobierno y la de muchos gobiernos que tendrán que venir detrás", sentenció Luna, "doblamos la deuda de cualquier otra comunidad autónoma".

Los socialistas también pretenden evitar que "Camps utilice los problemas de los valencianos como un ariete contra el Gobierno central". Luna deslizó que la "confrontación permanente" con el Gobierno que caracterizó el arranque de la legislatura parecía "una estrategia electoral al servicio de Mariano Rajoy", pero expresó su "estupor" ante el tono posterior a las elecciones generales y comentó: "Los barones del PP consideran un mérito enfrentarse al Gobierno de Madrid, de modo que Camps ha decidido convertir su ejercicio de gobierno como un servicio a su propia carrera".

Por último, los socialistas incidirán sobre "la manipulación del sector audiovisual valenciano que depende de Camps, la única consejería que no tiene problemas de financiación, cuya deuda llega a los 200.000 millones de las antiguas pesetas, la más importante para el presidente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 2008