Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo vale contra el fracaso escolar

Uno de los problemas endémicos de la educación en Estados Unidos es que los profesores están muy mal pagados. En Nueva York, su salario medio no llega a los 30.000 dólares anuales (poco más de 19.000 euros). Pero en lugar de subirles el sueldo, el Ayuntamiento de la ciudad ha creado un programa de incentivos económicos para aquéllos que consigan que sus alumnos mejoren sus resultados. Es el School Wide Performance Program. También arrancó en septiembre y en él participan 200 colegios. Financiado con dinero público, premiará con 1.900 euros a cada profesor que trabaje en una escuela cuya evaluación a final de año mejore respecto al anterior.

"Las décadas de los ochenta y los noventa fueron nefastas para la educación. Había tantos problemas económicos y de violencia que las autoridades de Nueva York se olvidaron de las escuelas. La ciudad entró en el siglo XXI con un sistema educativo hecho trizas por eso ahora todo vale, todas las ideas son bienvenidas", explica Farbeon, rapero, profesor de inglés, y de spoken word en un programa de actividades extracurriculares de la Facing History High School en Manhattan.

En su colegio no se utilizan los incentivos monetarios ni para estudiantes ni para profesores, pero se está experimentando con programas que aspiran a transformar escuelas problemáticas a través de las artes. Inspirándose en los modelos de la Bolsa Familia de Brasil, que premiaba económicamente a los padres por llevar a sus hijos al colegio, el alcalde Bloomberg también ha creado ese sistema en Nueva York dentro del programa NYC Opportunity. De momento se han adherido 2.500 familias de ingresos bajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de marzo de 2008