La privatización de Alitalia se someterá al visto bueno del próximo Gobierno

La cúpula de la aerolínea se reúne para estudiar la oferta de Air France-KLM

El Consejo de Administración de Alitalia estuvo reunido durante todo el día de ayer para analizar la oferta vinculante de intercambio de acciones presentada la noche anterior por Air France-KLM, que valora las acciones de la compañía de bandera italiana en 22 céntimos de euro, según los precios de mercado del viernes (setenta títulos de Alitalia por cada título de Air France-KLM).

Más información

La compañía italiana cerró en Bolsa a 0,53 euros, tras perder un 9% durante la semana, mientras que el grupo franco-holandés lo hizo a 15,98 euros. El 6 de diciembre pasado, cuando Air France lanzó su oferta, la valoración de Alitalia era de 35 céntimos por título, porque las acciones del grupo europeo cotizaban a 23,41 euros.

La privatización del 49,9% de la sociedad estatal que queda en manos públicas (el resto está ya en el mercado) será, de todos modos, lenta y compleja, pues ha sido condicionada por el gigante aeronáutico al visto bueno de los sindicatos y del Gobierno que salga de las elecciones que se celebrarán en Italia los próximos 13 y 14 de abril.

La oferta va acompañada por una drástica propuesta de regulación de empleo, que significaría un mínimo de 1.700 despidos, el 80% en personal de vuelo. El Estado se ha visto abocado a vender Alitalia para salvarla de una quiebra segura. Las previsiones indican que la caja se agotará en junio. A 29 de febrero, la deuda de la compañía ascendía a 1.280 millones de euros. Air France deberá acometer este mismo año una ampliación de capital de 750 millones de euros.

El ministro de Economía del Gobierno saliente, Tommasso Padoa-Schioppa, tiene previsto reunirse mañana lunes con los directivos de la sociedad para anunciar su intención de vender, y el martes los presidentes de Alitalia, Maurizio Prato, y Air France-KLM, Jean Cyril Spinetta, deberían mantener en Roma un encuentro con los sindicatos de la compañía italiana. Si todo va bien, la llamada "alianza industrial", en realidad una mera anexión, deberá ser aprobada después por el Consob (Comisión de Valores) y la UE.

Las ocho semanas de negociaciones entre Alitalia y Air France-KLM han estado marcadas por el mutismo absoluto y la falta de transparencia. La oscuridad del proceso puede acarrear algunas complicaciones jurídico-penales. La fiscalía de Roma ha abierto una investigación, y ha interrogado ya a varios protagonistas, para tratar de esclarecer por qué el ministerio privilegió un trato privado en exclusiva con Air France en lugar de una subasta pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50