Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RACHEL CUSK

"La maternidad relega la individualidad"

Tienen todo para ser felices y no lo son y además no hacen nada para cambiar su situación. Se han acomodado a vivir en un reducto muy concreto y no están dispuestas a hacer experimentos para modificar una existencia que a ojos del lector puede resultar lamentable. La escritora canadiense, afincada en el Reino Unido, Rachel Cusk ha escarbado en las zonas más oscuras de un grupo de mujeres para contar con ironía y frescura la historia de Christine, Stephanie, Juliet, Sara y Maisie en Arlington Park (Lumen).

"Las historias que circulan por las páginas del libro son de mujeres que no están en el mejor momento de su existencia ni tampoco son especialmente felices. A través de ellas lo que deseaba hacer era analizar lo que ocurre en un círculo cerrado y narrar la frustración, infelicidad, insatisfacción que padecen las personas cuando no están dispuestas a modificar sus hábitos. Una crónica de la vida cotidiana", apunta la escritora.

Cusk ha llevado a sus personajes, mujeres que rondan los 40, a un ficticio barrio residencial en las afueras de Londres, un lugar en el que sólo se sienten seguras si continúan con los convencionalismos. La maternidad y el matrimonio les mantienen atadas a una vida que ellas sostienen a pesar de que no les aporta ni un ápice de felicidad. "Fueron capaces de vivir cuando eran jóvenes situaciones rompedoras, y lo curioso es que cuando se unen a un hombre se transforman en mujeres conservadoras. Se han acomodado hasta tal punto que se protegen de los cambios". Éste es el sexto libro de la autora, elegida por la revista Granta como una de las escritoras jóvenes británicas más brillantes del panorama internacional.

Un triste y lluvioso día es el tiempo elegido por la escritora para desarrollar su historia, en la que vamos conociendo la intimidad, la frustración, el deseo, el odio o incluso la locura de varias mujeres, esposas y madres, enfrentadas a su soledad, a la tiranía de la maternidad o a los claroscuros del matrimonio. "Mis personajes, al igual que muchas mujeres de nuestra sociedad, se niegan a replantearse sus vidas, sus relaciones o su maternidad a pesar de que no pueden controlar su propio destino", puntualiza la autora.

Rachel Cusk considera que la maternidad transforma a las mujeres y que los cambios sociales influyen poco porque "cuando tienes hijos la individualidad puede quedar relegada a un segundo plano. Aunque no queramos, una vez que tienes un hijo tu percepción de las cosas cambia. Las mujeres de Arlington Park se miran y no son capaces de entender qué ha pasado con sus cuerpos, lo viven como una situación aterradora, que también refleja su impotencia hacia su destino".

Después de haber pasado varios meses escribiendo sobre mujeres, la autora se ha enfrascado en un nuevo libro en el que tiene previsto radiografiar a los hombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 2008

Más información

  • Escritora