Reportaje:

44 toneladas de bombas

Diversas actividades conmemoran la masacre padecida en Barcelona en 1938

La aviación italiana de Mussolini no necesitó demasiado tiempo para convertir Barcelona en un infierno. Entre las 22.08 horas del 16 de marzo de 1938 y las 15.19 horas del día 18 del mismo mes, los aliados de Franco lanzaron sobre la capital catalana 44 toneladas de bombas en una serie de ataques sistemáticos. Los bombardeos se producían cada tres horas y no tenían un objetivo militar: era un ataque contra la población civil para provocar el terror en la retaguardia republicana. Barcelona no fue el único enclave en Cataluña que padeció las bombas de los aviadores fascistas. Sus incursiones durante la Guerra Civil en 140 municipios catalanes causaron más de 4.700 muertos. No obstante, el ensañamiento con la población barcelonesa en esos días de marzo no tenía precedente: 670 muertos y 1.200 heridos.

La sociedad civil tomó las riendas en la construcción de los refugios

La Generalitat, a través de la Dirección General de la Memoria Democrática, ha organizado diversas actividades para conmemorar el 70º aniversario de la masacre, entre las que destaca la de recrear un refugio antiaéreo de la época en la estación de metro de Universitat o la itinerancia de la exposición del Museo de Historia de Cataluña Cuando llovían las bombas, ahora ampliada y que ya se ha podido ver también en algunas ciudades italianas.

Lo ocurrido en Barcelona en marzo de 1938 representa además un episodio fundamental en el camino hacia la llamada guerra total, que convierte a los civiles en objetivo y que posteriormente se ha repetido en la mayoría de conflictos armados, especialmente durante la II Guerra Mundial. El historiador Xavier Domènech, comisario de la exposición Refugio. Cuando el refugio es el subsuelo, que se podrá ver en el metro de Universitat, quiso recordar ayer en la presentación de los actos conmemorativos la reacción de los barceloneses frente a los bombardeos. "Fue la sociedad civil la que demostró su capacidad de defensa y la que se encargó de construir los refugios antiaéreos. El tejido social republicano fue más activo que las propias instituciones", afirmó.

Junto con esta iniciativa, la responsable de la Dirección General de la Memoria Democrática, María Jesús Bono, anunció que en breve se abrirá una convocatoria de subvenciones para la recuperación patrimonial de vestigios importantes de la Guerra Civil. Parte de este esfuerzo se concentrará en la restauración de los refugios antiaéreos, que llegaron a sumar 2.000 en toda Cataluña, 1.300 de ellos en Barcelona.

Un amplio homenaje a las más de 4.700 víctimas catalanas

- 15 de marzo. Abre la exposición Refugio en la estación de metro de Universitat.

A partir de mayo, comenzará la itinerancia por Cataluña de Cuando llovían bombas.

- 17 de marzo. Homenaje a las víctimas en el Palau de la Generalitat. Estreno en el Club Coliseum el documental Mirando al cielo, de Jesús Garay.

- La web barcelonabombardejada.cat recoge todas las actividades, como la museización del refugio de Sant Adrià de Besòs, una base documental con los nombres que se conocen de las víctimas (que crecerá con nuevos datos) y mapas de los bombardeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de marzo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50