Los hijos de padres no casados se han triplicado desde 1990

El número de nacimientos sigue creciendo en Euskadi aunque con cifras bajas. En cambio, los niños de padres no casados se han triplicado en 17 años y suponen uno de cada cuatro nacidos. El último informe del Eustat señala que el pasado año hubo 20.043 nacimientos, con lo que la tasa de natalidad se sitúa en 9,5 por 1.000 habitantes, aún muy lejos de los 20 por 1.000 que había en la década de los 60.

En 2007, los nacidos de padres no casados llegaron a 4.958, un 24,7% del total, cuando en 1990 este porcentaje se limitaba al 7,7%. "Son mayoritariamente [hijos] de parejas de hecho", dice un técnico del Eustat. De 1996 a 2006 se ha pasado de 16.000 a 42.000 parejas así.

Respecto al total de nacimientos en la comunidad autónoma, el crecimiento del 1,7% no invita a un excesivo optimismo. Aunque es mayor que el experimentado en 2004 y 2005 (un 0,6%), ese incremento no se corresponde con las expectativas derivadas de la bonanza económica y las ayudas del Gobierno vasco por tener hijos. "Estamos hablando de sólo 300 nacimientos más el año pasado" . Para el Eustat, esta tendencia abre la posibilidad de que vuelva a estancarse la tasa de natalidad.

Curva ascendente

Los nacimientos empezaron a descender en Euskadi en 1976 y alcanzaron su cota más baja en 1994. Desde entonces la curva ha sido ascendente. En los últimos años, el mayor incremento fue de 2002 a 2003, con más de 1.000 nacimientos nuevos. "Se debió sobre todo a que nacieron niños de madres que ya tenían uno", afirma el técnico del Eustat.

Sobre la tipología de las madres, el 76% de las que dieron a luz el pasado año tenía 30 o más años. Aumentó ligeramente el grupo de las mayores de 35 años (el 31,1%), que sigue superando ampliamente al que va de 25 a 29 años (17,6%). La edad media de las madres fue de 32,2 años, mientras que en las primerizas fue de 31,1, cifras similares a las de 2005. Eran primeros hijos el 57,5% del total, un porcentaje parecido a 2005; los terceros y siguientes suponen sólo el 6,7%.

Por territorios, la tasa de natalidad más alta está en Guipúzcoa, con un 10,4 por 1.000, frente al 9,8 de Álava y el 8,8 de Vizcaya. En esta última provincia hubo 10.087 nacimientos, pero fue la única donde hubo un descenso (0,3%). En Guipúzcoa se llegó a 7.038, con una subida del 3,5% respecto a 2005, y en Álava, la cifra total fue de 2.918, el mayor ascenso en Euskadi (4,5%). El número de partos alcanzó los 19.669, de ellos 19.205 simples.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50