Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis impacta de lleno en las inmobiliarias en el cuarto trimestre

Las empresas del sector registran desde septiembre 200 millones de pérdidas

Hasta ahora habían capeado el temporal. Veían con inquietud el desplome en la venta de pisos y la congelación del crédito, pero las inmobiliarias se las habían apañado para escapar de los números rojos. Hasta septiembre. Porque el último trimestre del año arroja pérdidas de 203,4 millones de euros.

De las siete inmobiliarias analizadas, sólo la pequeña Parquesol registró ganancias en el trimestre en el que el anunciado aterrizaje suave de la vivienda se convirtió en crisis abierta. Martinsa-Fadesa no ha publicado resultados trimestrales.

Incluso gigantes como Sacyr-Vallehermoso se han visto afectados. Porque las ventas de viviendas de Vallehermoso descendieron el año pasado un 21%, hasta los 1.304 millones de euros. La empresa que preside Luis del Rivero achaca este descenso a "la ralentización del mercado, más acusada en el último trimestre del ejercicio".

A pesar de que las cuentas anuales que presentó ayer arrojan una mejora de los beneficios de casi el 75% para el grupo, Sacyr también sufrió en el último trimestre los embates del parón y redujo sus ganancias casi un 25%.

Pero si hay una empresa que lastra las cuentas de todo el sector inmobiliario, ésa es Astroc, que tras su fusión con Landscape y Rayet Promoción ha pasado a denominarse Afirma. Porque sus pérdidas anuales de 261 millones arrastran al resto del sector. La empresa valenciana aduce que los malos resultados se explican por los gastos no recurrentes, como la amortización del fondo de comercio y las provisiones por el ajuste del valor de activos.

El otro grupo que registra pérdidas anuales netas, de unos 12 millones, es la catalana Inbesòs, que ha sufrido un brusco parón en sus ventas. "Se ha mantenido la desaceleración del sector inmobiliario, especialmente en el ámbito residencial", explica la empresa, "hecho que ha supuesto una importante caída en las ventas y por tanto en la facturación del área inmobiliaria".

La recién fusionada Martinsa-Fadesa es el cuarto grupo que ayer publicó resultados. Y aunque los beneficios de 60 millones suponen un incremento del 140% respecto al año anterior, esta cifra esconde un equívoco. Porque los 60 millones son resultados del grupo fusionado, mientras que la cifra de 2006 recoge sólo la actividad de Martinsa. Con datos comparables, hay una caída del beneficio del 44% hasta 103 millones. "En lo que se refiere a la actividad comercial comparable, el total de unidades prevendidas ha descendido un 16%", eliminando las operaciones especiales de ventas a fondos realizadas en 2006, explica la empresa. Si se agregasen, el total de unidades prevendidas descendería un 36%, aunque eso sería menos comparable.

El importante retroceso del último trimestre de 2007 se explica por la forma en la que las inmobiliarias contabilizan sus ingresos: los resultados se registran a medida que se entregan las viviendas. Así que el parón en la venta, que se intensificó a finales de año, se ha dejado notar antes de cerrar los balances anuales.

Problemas de crédito

Pablo Mañueco, de Analistas Financieros, asegura que las inmobiliarias están notando ahora en sus resultados el parón en las ventas; pero los problemas para acceder al crédito se sentirán en los dos próximos años. "Al no tener financiación, no están haciendo inversiones, lo que cercena las posibilidades futuras de negocio", explica.

Las noticias que llegan desde los propios promotores no son más esperanzadoras. José Manuel Galindo, presidente de Asprima, la asociación de los inmobiliarios madrileños, anticipó que al sector le esperan dos años "difíciles", y pidió a las entidades financieras "diálogo para encontrar soluciones", informa Servimedia. Galindo prevé, eso sí, que el sector viva en 2010 un momento mejor.

Un trimestre negro

- Los visados que los arquitectos conceden para construir nuevas viviendas cayeron en 2007 un 25%, hasta 651.427, situándose en los niveles de 2003.- Los promotores inmobiliarios reconocen que la venta de nuevos pisos ha descendido en el segundo semestre del año entre un 30% y un 40%.- Astroc e Inbesòs son las dos inmobiliarias que registraron pérdidas netas el año pasado. La mayoría de las otras han logrado escapar de los números rojos, aunque sí han tenido pérdidas en el último trimestre de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008

Más información