Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La desaceleración se acentúa al inicio de 2008, según el Banco de España

El supervisor detecta una ralentización más intensa en consumo y vivienda

Cualquier informe que aporte pistas de cómo va la economía española vale su peso en oro a menos de dos semanas de las elecciones generales. Y lo que deja entrever el último boletín del Banco de España, que recopila indicios de cómo ha arrancado el año, no es precisamente alentador: "Los datos más recientes apuntan a una desaceleración algo más pronunciada de la actividad al inicio de 2008, en un entorno en el que se intensificaron las tensiones en los mercados financieros internacionales".

Los créditos pedidos por empresas y hogares crecen a menor ritmo

La ralentización del consumo, el parón en la construcción de viviendas y los primeros síntomas de flaqueza en el mercado laboral concentran la atención del Banco de España. El PIB creció a una tasa anual del 3,5% en el cuarto trimestre de 2007 frente al 3,8% del trimestre anterior, según la última estadística publicada. La valoración preliminar del supervisor indica que la moderación del crecimiento es más intensa en las primeras semanas del año, lo que refuerza los argumentos de los que vaticinan un apreciable enfriamiento de la economía española.

A diferencia de lo que ocurrió hace poco más de una semana, el PP, que ha hecho bandera de la proximidad de una crisis económica, no hizo ayer comentarios sobre el informe del Banco de España. A mediados de mes, los populares cuestionaron las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y del Ministerio de Trabajo. Y extendieron sus sospechas al Banco de España: el último portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, acusó al organismo supervisor de dar instrucciones para ocultar la "mala situación financiera" hasta la cita electoral.

La mayoría de las estadísticas que recoge el último boletín del Banco de España van en una misma dirección: la economía se desacelera a mayor ritmo. Pero al mismo tiempo, el supervisor insiste en despejar las dudas sembradas por el PP sobre el sistema financiero. Como ya hiciera el director de supervisión del Banco de España, se insiste en "el alto grado de solvencia de las instituciones financieras españolas" y su mínima exposición al riesgo generado por la crisis de las hipotecas estadounidenses.

El análisis del Banco de España destaca el deterioro de algunos indicadores relativos al consumo privado, que ya en el cuarto trimestre sólo creció un 2,7%, la menor tasa interanual en cuatro años. Los expertos del organismo supervisor recalcan que el índice de confianza de los consumidores descendió en enero a su nivel más bajo en 14 años.

Las perspectivas de gasto en el comercio minorista, en caída libre desde el final del verano, mejoraron algo en enero, pero la matriculación de vehículos cayó un 12,7% con relación al inicio de 2007. El Banco de España relaciona "el retroceso en la percepción de los hogares", cuyo gasto es equivalente al 57% del PIB, con su temor a un deterioro económico que lleve a un repunte del paro. El boletín subraya que "los indicadores más recientes del mercado de trabajo muestran un menor dinamismo en el tramo final de 2007 y en el comienzo del año en curso".

En cuanto a la inversión, el informe contrasta el último indicador de clima industrial en la producción de bienes de equipo (retrocede) con la capacidad productiva utilizada (aumenta) para convenir que el gasto en bienes de equipo sigue creciendo a buen ritmo, aunque algo menor que en el último trimestre (8,6%). En la construcción, sin embargo, todo apunta a la misma conclusión: "La desaceleración en este sector se habría intensificado respecto a los meses anteriores". Una afirmación que se apoya en la caída de los visados de vivienda nueva (más de un 20%) y en el notable crecimiento de los parados en el sector (un 27% respecto a enero del año pasado).

La desaceleración se nota también en el dinero que se toma prestado, que refleja además las dificultades ocasionadas por la crisis financiera internacional. El volumen de crédito para la adquisición de vivienda formalizado en diciembre fue un 12,7% superior al de 12 meses atrás. Pero en diciembre de 2006 la tasa interanual era del 20%. En el caso de los préstamos solicitados por las empresas, el crecimiento se ha moderado del 28% al 17,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2008