Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Molina anuncia en campaña 1,7 millones para rehabilitar el castro coruñés de Elviña

Tras años de abandono, de promesas y proyectos de recuperación jamás realizados, hubo que esperar a la campaña electoral para saber que el ancestral Castro de Elviña recibirá una inyección de 1,7 millones de euros. La demandada inversión, que se enmarca en el 1% del Presupuesto del Estado que se destina a la conservación del patrimonio histórico, fue anunciada ayer por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, y el alcalde de A Coruña, Javier Losada, ambos candidatos socialistas a los comicios del 9 de marzo.

"Este ministro trae buenas noticias que nada tienen que ver con las elecciones", aseguró Molina en la visita con Losada que realizó ayer al monumento. La inversión, que cubre tres cuartas partes de la ayuda solicitada por el ayuntamiento coruñés, es fruto de un acuerdo de los ministerios de Fomento y Cultura, abundó el también cabeza de lista del PSOE por la provincia de A Coruña.

El dinero confirmado ayer permitirá realizar las esperadas excavaciones del castro con el fin de poner en valor unos restos arqueológicos de indudable valor. Esos trabajos durarán cuatro años y serán el paso previo al proyecto Artabria planificado por el Ayuntamiento de A Coruña para musealizar el Castro de Elviña, con la creación incluida de una Casa de la Historia.

Las arcas municipales ya se gastaron cuatro millones de euros en comprar los terrenos necesarios, unas 65 hectáreas, para ese proyecto, diseñado por el arquitecto Manuel Gallego Jorreto. La visita de los dirigentes y candidatos socialistas al Castro de Elviña se vio empañada por la protesta de numerosos vecinos del barrio contra la futura área residencial de viviendas destinadas a la Universidad de A Coruña, prevista en la zona. Los afectados por las expropiaciones increparon con dureza al alcalde, quien destacó no tener nada que ver con un proyecto, que corresponde a la Consellería de Vivenda, que dirige la nacionalista Teresa Táboas, y a la Universidad de A Coruña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2008