Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda inauguración de un hospital en periodo electoral

Después de tres días de incertidumbre, entre el sí y el no, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, inauguró ayer el nuevo hospital del Tajo. Si el viernes todo estaba listo para que acudiera al centro, el sábado Aguirre decidió aplazar la visita. No por prohibición de la Junta Electoral, dijo, sino por miedo a que se repitieran los altercados del viernes en la inauguración, también en época de elecciones, del hospital de Parla, donde un grupo de manifestantes intentó agredir e insultó a los consejeros de Sanidad, Juan José Güemes, y de Presidencia, Francisco Granados. Ayer, finalmente, optó por cortar la banda, con una treintena de simpatizantes aplaudiendo cada uno de sus pasos por el hospital.

"No supe seguro hasta las diez de la noche [del domingo] si iba a venir", contó una vecina de Aranjuez, que se "moría de ganas de ver a Esperanza".

Los dirigentes caminaron entre altas medidas de seguridad. Dos furgones de policía controlaron la entrada, los vigilantes del hospital custodiaron una segunda barrera y varios policías escoltaron a la comitiva del PP.

"¿Cómo está, consejero?", gritó un vecino. "Mejor que el otro día, menos apretado", contestó Granados en referencia a su visita a Parla, mientras una responsable de prensa le decía, entre risas: "Se ha enterado toda España de que hemos abierto un nuevo hospital". "¡Güemes, valiente!", piropeó otra mujer.

Aguirre ya inauguró el hospital del Tajo en abril, al acabar las obras. Pero no fue hasta ayer que abrió consultas externas. Con 98 camas, atenderá a 70.000 personas de Aranjuez, Colmenar de Oreja, Chinchón, Valdelaguna y Villaconejos. Junto al Henares, el Infanta Sofía y el Infanta Cristina, son ya cuatro los nuevos hospitales. Todos han sido reinaugurados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 2008