10.000 españoles se quedarán con el DVD obsoleto de Toshiba

Los consumidores piden que se permita la devolución

Al menos 10.000 españoles se arriesgaron a comprar un DVD de alta definición de Toshiba cuando todavía no estaba claro si sería el formato definitivo. Se equivocaron. La firma japonesa confirmó ayer que abandona la fabricación del HD-DVD, y por tanto la pugna por convertirse en el sistema estándar. Son los principales perjudicados tras el fin de la guerra de formatos con Sony, ya que no recibirán ninguna compensación por parte de Toshiba.

La firma japonesa no tiene obligación de devolver el dinero. La ley únicamente le exige que mantenga su servicio técnico y piezas de recambio hasta 2013. Asociaciones de consumidores como Facua o UCE defienden que son los comercios quienes deben devolver el dinero a los clientes.

La firma japonesa sólo está obligada a mantener servicio técnico hasta 2013

Facua explica que, según el artículo 1.265 del Código Civil, un contrato de compraventa puede declararse nulo si se ha "prestado al error". Para ellos hubo un error claro por parte de las tiendas: los consumidores "no recibieron información de los vendedores sobre los riesgos de que Toshiba abandonase la fabricación de estos reproductores", y por tanto tienen derecho a devolver el producto.

Romano Rubio, director de electrónica, imagen y sonido de Fnac España, aseguró ayer que ya no venderán más el HD-DVD de Toshiba, pero explicó que en esta cadena de distribución siempre dejaron que el cliente eligiera libremente. Nunca apostaron por ninguno de los dos formatos.

Cerca de un millón de personas en todo el mundo ya tenía un reproductor HD-DVD en casa, entre lectores para PC (principalmente) y reproductores de sobremesa y para la consola de Microsoft Xbox 360, según Toshiba. Su precio oscilaba en España entre 199 y 900 euros, y las películas para este sistema, entre 20 y 40 euros.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sony tiene vía libre para su expansión. En los años ochenta, cuando intentó popularizar su sistema Betamax frente al VHS perdió la batalla. Esta vez supo conseguir el apoyo exclusivo de los mejores aliados para el Blu-ray: la mayoría de estudios de Hollywood (Warner Bros, Disnet, MGM...) y Wal-Mart, la mayor cadena de distribución mundial.

Ambos sistemas son similares y los dos permiten leer los DVD tradicionales, pero el éxito de la consola Play Station 3 ha sido determinante para Sony, según explicó a Efe el consejero delegado de la firma en Europa, James Amstromg. La videoconsola, de la que se han vendido 600.000 unidades sólo en España, lleva incorporado un lector de Blu-ray de serie. Los especialistas aseguran que ahora otras marcas empezarán a fabricar lectores de DVD con Blu-ray y esperan que así los productos se multipliquen y los precios bajen.

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS