Sólo 1.000 euros por no aplicar la ley

El CGPJ prevé un castigo leve para el juez que bloqueó una adopción por una lesbiana

Una sanción de 1.000 euros. Es el único castigo que impondrá la Comisión Disciplinaria del Poder Judicial -si se sigue el criterio del instructor del caso y del fiscal- al juez de Familia de Murcia Fernando Ferrín Calamita por no cumplir la ley por motivos ideológicos y frenar desde mayo de 2006 la adopción de una niña por parte de la esposa de la madre.

Más información

"¿Lo van a castigar sólo con 1.000 euros? Me parece irrisorio. Nosotras nos hemos gastado ya casi 4.000 en abogados", se lamenta Susana Meseguer, la madre biológica de la niña. "Las bisabuelas de nuestra hija se van a morir sin verla con sus dos apellidos. Llevamos casi dos años con este tema, que va de aquí para allá y no se resuelve. A este juez deben apartarlo por su fanatismo religioso. Para que no tengan que pasar por esto otras personas. Nosotras no podemos más".

El juez Ferrín recibió el expediente de adopción el 16 de mayo de 2006. Vanesa de las Heras, casada con Susana Meseguer, quería adoptar a Candela, la hija de esta última. Meseguer la había concebido a través de inseminación artificial cuando ellas ya estaban casadas. Este tipo de adopciones, cuando el enlace es heterosexual, apenas se demoran. Pero Vanesa y Susana se toparon con las creencias religiosas del juez, que aplicó su moral por encima de la ley. Paralizó el procedimiento mientras escribía que los menores deben estar con "una familia normal", con "un padre y una madre". Desde julio de 2005, sin embargo, los matrimonios homosexuales y heterosexuales están equiparados en España a todos los efectos, incluida la adopción.

Vanesa y Susana han hecho todo lo que estaba en sus manos para resolver la situación. Pusieron una queja ante el Consejo General del Poder Judicial para pedir que fuera sancionado por falta "muy grave" (que conlleva la suspensión, traslado o separación del cargo). Se abrió un expediente y ahora el instructor, con el visto bueno del fiscal, pide la sanción. Pero de 1.000 euros y sólo por falta grave. "No se puede castigar como muy grave porque afecta sólo a un procedimiento", señalan fuentes judiciales. También intentaron recusar al juez, que lleva intermitentemente de baja desde el verano pasado, pero sin éxito. Y también han presentado una querella contra Ferrín, que fue finalmente admitida a trámite la semana pasada. En este procedimiento, el fiscal ha pedido la suspensión del juez, pero la Comisión Permanente del Poder Judicial decidió la semana pasada aplazar la sanción. Alegaron que no era urgente porque el juez está de baja. "Que a estas alturas tengamos que oír que no es urgente, clama al cielo", se desespera Susana Meseguer.

El próximo miércoles, la Comisión Disciplinaria del Poder Judicial tendrá que decidir sobre la sanción de 1.000 euros. Pero como hay un procedimiento penal abierto por los mismos hechos, probablemente se suspenda la decisión hasta ver si Ferrín es absuelto o condenado. Por otro lado, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia está investigando el estado mental del polémico juez para ver si puede seguir en sus funciones. Mientras tanto, y desde mayo de 2006, Vanesa, Susana y Candela siguen esperando.

Vanesa de las Heras y Susana Meseguer.
Vanesa de las Heras y Susana Meseguer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50