México suspende en la defensa de los derechos humanos

Los expertos denuncian ineficacia y burocracia excesiva

"La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México es una gran puesta en escena, que no promueve reformas legislativas ni un debate nacional". Así de rotundo se muestra el chileno José Miguel Vivanco, director ejecutivo para América de Human Rights Watch, que ayer presentó el informe anual sobre México de esta organización humanitaria.

La comisión encargada dispone de 50 millones que no aprovecha

"La CNDH no ha ejercido plenamente su amplio mandato ni maximizado el uso de sus cuantiosos recursos, no impulsa a las instituciones del Estado a reparar los abusos que ha documentado ni a prevenir abusos futuros, no se opone a leyes, políticas y prácticas abusivas y contrarias a estándares internacionales de derechos humanos, no entrega ni difunde información que posee sobre casos de derechos humanos y no siempre se relaciona constructivamente con actores claves que buscan promover el progreso de los derechos humanos en México", señala el informe escrito por Tamara Taraciuk, abogada a cargo de México, y Daniel Wilkinson, subdirector de la División de las Américas de la organización.

Vivanco subrayó que es la primera vez que Human Rights Watch investiga a fondo a una comisión de derechos humanos de una nación. En el caso de la CNDH, se trata de una entidad única en el mundo "por dimensión, autonomía constitucional y recursos". Tiene un presupuesto anual de 73 millones de dólares (unos 50 millones de euros), uno de los mayores del mundo, y cuenta con más de mil empleados. "Nos gustaría que se revisaran las prácticas de la CNDH", precisa Vivanco, que atribuye los pobres resultados de la Comisión a la dirección actual, encabezada por José Luis Soberanes, presidente desde noviembre de 1999. "Quisimos ver si Soberanes hacía su trabajo. Nuestra conclusión es muy crítica".

El informe repasa varios episodios negros de la historia reciente de México, como las desapariciones durante la guerra sucia de los años sesenta y setenta y la creación de una fiscalía especial para investigar aquellos crímenes; la matanza de Aguas Blancas (Guerrero), en 1995, en la que la policía ejecutó a 17 campesinos; el enfrentamiento entre policías y pobladores de San Salvador de Atenco, con dos muertos de bala, o los homicidios en Ciudad Juárez (Chihuahua). El 20% de las 354 recomendaciones emitidas por la Comisión entre los años 2000 y 2007 fueron rechazadas por los Gobiernos de los Estados donde fueron presentadas. La CNDH nació por un decreto del ex presidente Carlos Salinas en 1990. Una reforma constitucional en 1999 le dio independencia plena del poder ejecutivo. Desde entonces, sus responsables son nombrados por el Senado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS