Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba desmiente la detención del joven que criticó a Alarcón

Se sabía que iba a traer cola la difusión en medios internacionales de prensa del polémico coloquio entre un grupo de estudiantes de la Universidad de Ciencias de la Información de La Habana y el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón. Las autoridades respondieron ayer con dos vídeos, colgados en la página web del diario oficial Granma, en el que los mismos jóvenes que cuestionaron algunas políticas de Gobierno en el debate con Alarcón, acusan a la prensa extranjera de "manipular" y "tergiversar" lo sucedido.

La misma página desmentía la noticia de la presunta detención del estudiante Eliécer Ávila, que hizo las críticas más agudas durante aquel encuentro. El propio Ávila, de 21 años, asegura ante las cámaras que las críticas realizadas ante Alarcón en enero eran "para construir mejor el socialismo, y no para destruirlo", y denuncia que sus criterios fueron utilizados por la "maquinaria de guerra mediática" para dañar a la revolución. "Me he dado cuenta, realmente, de cuán eficaz y cuán rápida es esa maquinaria que tienen para tergiversarlo todo", agregó el joven, que sentía impotencia porque casi "todo lo que están diciendo es una mentira total y que desvirtúa totalmente el sentido de lo que muchos ahí opinamos y dijimos".

Durante el fin de semana, en un ambiente espeso y con rumores de operaciones opacas y maniobras de engaño, circularon versiones de que Ávila había sido detenido. Ningún corresponsal extranjero en la isla se hizo eco de los rumores sobre la detención de Ávila, que sí fueron aireados en algunos medios digitales y órganos de prensa del exilio.

[La Asociación de Iberoamericanos por la Libertad y la Unión Liberal Cubana consideraron ayer que el vídeo de Ávila en televisión negando que haya sido detenido recuerda a los métodos estalinistas y el "estilo de las asambleas comunistas de rectificación" del pasado, informa Europa Press.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de febrero de 2008