Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno de Vigo rechaza la reprobación de Caballero

El PP lleva sus acusaciones al fiscal para ir "hasta el final"

No hubo sorpresas. Los 14 votos de socialistas y nacionalistas evitaron la reprobación del alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la dimisión del concejal de Seguridad, Xulio Calviño, como pedía el grupo popular (13 concejales) por su actuación en relación con el acceso de público al pleno municipal que aprobó el plan general de urbanismo, el pasado 29 de diciembre. El PP pondrá hoy en manos del fiscal toda la documentación de que dispone y que adelantó en la sesión plenaria de ayer para demostrar que hubo discriminación en el acceso de público a la sesión.

Lo ocurrido en el pleno del 29 de diciembre, dijo José Manuel Figueroa, culmina el proceso de oscurantismo antidemocrático practicado por el alcalde Abel Caballero en sus siete meses de gobierno. Figueroa glosó detalladamente los informes de la policía local y las informaciones del día en la prensa, mostró fotografías del salón de plenos con el público asistente e identificó a una veintena de personas como militantes o familiares de cargos del partido socialista, "que entraron por la puerta de atrás". Frente a ello, señaló las aproximadamente 200 personas que no pudieron entrar a la sesión pese a guardar cola desde horas antes.

Le dieron réplica desde el grupo socialista Xulio Calviño y la concejal de Urbanismo, Carmela Silva. Ambos aseguraron que el público había accedido a la sala por orden de llegada y que, si se cambió la forma de entrar, fue "para evitar situaciones de violencia" que se hacían previsibles y que luego se evidenciaron con el lanzamiento de huevos y petardos. El PP, según ellos, sigue intentando torpedear el plan general aprobado.

"Están utilizando el pleno para crispar a la ciudad con un único objetivo electoral", señaló en su turno el portavoz nacionalista, Santiago Domínguez.

La sesión estuvo amenizada por ovaciones y abucheos del público asistente. Después, Corina Porro anunció que hoy pondrán toda la documentación en manos del fiscal "para llegar hasta el final en defensa de la verdad y de la libertad de los ciudadanos", y Carmela Silva pidió la dimisión de Figueroa por sus "insinuaciones sexistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2008