Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bardem conquista también los premios de cine británicos

El actor logra el Bafta por su papel en 'No es país para viejos'

Nuevo premio para Javier Bardem, en esta ocasión el Bafta británico atesorado anoche, a tan sólo dos semanas de la concesión de los Oscar (24 de febrero), en la que el actor español parte como claro favorito. Bardem fue galardonado como mejor actor de reparto, en una gala celebrada en la londinense Royal Opera House, ubicada en el mítico Covent Garden, por su papel del despiadado asesino Antón Chigurh, en la película No es país para viejos, de los hermanos Coen, premiados a la mejor dirección.

La cinefilia británica se ha rendido ante su interpretación de uno de los villanos que marcarán un hito en la historia del cine, al igual que hicieran días atrás hasta 15 asociaciones de críticos estadounidenses. El actor también ha obtenido el Globo de Oro por el papel de un ser sin escrúpulos y que hiela la sangre del espectador, para el que ha confesado haberse inspirado nada menos que en el presidente de Estados Unidos, George W. Bush. Una declaración más que comprometida con vistas a la carrera hacia la estatuilla dorada. Lejos de arrepentirse por esa muestra de franqueza, ayer volvió a repetir su apostilla en Londres: "Yo soy un buen tipo y no me dedico a matar a la gente".

Julian Schnabel, el artista estadounidense cuya película Antes que anochezca procuró a Bardem su primera candidatura al Oscar, ya predijo de antemano el resultado de los Bafta (rebautizados hace dos años como premios Orange) en la misma alfombra roja. Para el actor español, sin embargo, el recién obtenido galardón ha sido "cuestión de suerte, una lotería", frente a unos rivales que sólo le merecieron palabras elogiosas. Así destacó la "genialidad" de Paul Dano (Pozos de ambición), la profesionalidad de Tom Wilkinson (Michael Clayton, juego de poder), "un actor falto de todo comentario", o el buen hacer de Philip Seymour Hoffman (La guerra de Charlie Wilson) como uno de los miembros "más brillantes de su generación". Tommy Lee Jones, compañero de reparto en Sin lugar para los débiles, mereció una mención especial: "Podría pasarme horas mirándole a la cara aunque no hiciera nada, porque es un actor que lleva dentro mucha verdad".

Los premios Bafta al mejor actor y la mejor actriz fueron para Daniel Day-Lewis por Pozos de ambición y Marion Cotillard por La vida en rosa."Este galardón es cuestión de suerte, una lotería", declaró el actor Los hermanos Coen se llevaron el premio a la mejor dirección

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008