Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El fotógrafo de la tragedia de Bhopal

Casa Asia trae a Madrid un trozo de India con las imágenes de Raghu Rai

En la medianoche del 2 al 3 de diciembre de 1984, los habitantes de la ciudad india de Bhopal se despertaron con los ojos, boca y mucosas ardiendo. Muchos salieron a la calle en busca de un aire irrespirable, vomitando y tosiendo sangre, perdiendo los intestinos en la carrera y falleciendo a los pocos metros. El escape de gas de la compañía estadounidense Union Carbide se convertía así en la peor catástrofe química en la historia de India, con 8.000 muertos en una semana, 12.000 en los meses siguientes y más de 120.000 víctimas que todavía hoy sufren secuelas como cánceres, malformaciones congénitas y enfermedades respiratorias.

A las pocas horas del accidente en aquella fábrica de pesticidas, el fotógrafo Raghu Rai (Jhhang, hoy Pakistán, 1942) aterrizaba allí, enviado por la agencia Magnum. "Lo primero que vi fueron las personas y animales muertos en las calles. Era el caos, pero sin sonido. Porque la muerte provoca un extraño silencio. Los hospitales estaban llenos de heridos que no podían curar, porque la compañía no daba los datos sobre el veneno del gas y no tenían antídoto", recuerda Rai, que ayer inauguró en Casa Asia la mayor exposición antológica de sus fotografías realizada en España.

La muestra se compone de 90 imágenes, desde panorámicas de India a retratos de Indira Gandhi o Teresa de Calcuta, pasando por la serie de Bhopal, que recupera imágenes tan duras como fetos con enfermedades derivadas de la intoxicación o un niño enterrado sin ojos. En Madrid se exponen 34 imágenes en blanco y negro, mientras la sede de Casa Asia en Barcelona presenta el lado más colorista del fotógrafo.

"No me interesa ir a las guerras o las catástrofes, porque lo único que buscas allí son muertos. Recuerdo que algunos de los fotógrafos que llegaron a Bhopal preguntaban: '¿Dónde están los cadáveres? ¿Y quién busca eso? Los buitres", razona. ¿Sirvieron de algo aquellas fotografías y regresar en 2002 para una campaña de Greenpeace? A Rai se le ilumina la cara cuando explica que sus retratos dieron la vuelta al mundo hasta llegar a Nueva York, donde un ciudadano denunció que el ex director de Union Carbide, Warren Anderson, estaba allí escondido. "Mereció la pena, aunque las víctimas han recibido una compensación económica irrisoria y Anderson aún no ha comparecido ante la justicia", añade.

Exposición Raghu Rai. Pasajes de la India. Centro Casa Asia (Carrera de San Jerónimo, 15). Hasta el 27 de abril. Entrada libre. De lunes a viernes, de 10 a 20. Sábados, de 10 a 14. Domingos y festivos cerrado. Más información: www.casaasia.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2008