Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puente del puerto se muda

Una grúa lo traslada a trozos al canal para integrarlo en el circuito de Fórmula 1

El puente levadizo de la dársena interior del puerto de Valencia se muda. Una enorme grúa flotante agarró ayer la primera de las cuatro piezas en que se ha troceado la plataforma, y con ella suspendida en el aire navegó unos centenares de metros hasta el canal de salida al mar de la Copa del América. El puente se convertirá en giratorio sobre el canal y formará parte del circuito urbano de Fórmula 1.

El traslado de las hojas de esta infraestructura -que mide 135 metros y pesa 660 toneladas- durará varios días. Para moverlo por bloques desde su actual emplazamiento -entre los muelles de Levante y Poniente- se ha contratado una grúa especializada del puerto de Rotterdam (Holanda). "La operación es complicada, hay que estar pendiente del viento, entre otras muchas cosas", explicó ayer el director de Infraestructuras de la Autoridad Portuaria, Ignacio Pascual.

La mudanza comenzó poco después de las ocho y a la hora de comer los brazos de la grúa depositaron con cuidado la primera pieza en el margen derecho del canal, donde mañana se le unirá la segunda. Entre ambas se encajará un nuevo tablero para que el puente gane en anchura -pasará de 8 a 18 metros- y sirva de pista rápida a los bólidos de la Fórmula 1. Al otro lado del canal se repetirá la jugada con la otra hoja antes de girarlas y unirlas sobre el agua del canal.

El puente ha tenido una vida agitada. Se abrió en 2002 como conexión ferroviaria levadiza entre las transversales de Levante y Poniente. Al cerrarse la dársena interior para la Copa, el puerto construyó una nueva vía férrea y de circulación de camiones pegada al puente, que perdió su función. Pasó a ser una plataforma fija bajo la que ya no corría el agua. El hueco que dejará ahora se rellenará de cemento para redondear la dársena. El traslado lo costea por 11 millones de euros la Autoridad Portuaria, que prevé usar el puente como salida de emergencia desde el muelle de Levante. El puente costó 13,8 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2008