Clickair cierra ocho rutas para mejorar sus cuentas

Clickair, la aerolínea de bajo coste participada por Iberia, ha decidido dar un tijeretazo a sus rutas para mejorar la rentabilidad ante el exceso de oferta en el sector de vuelos baratos. La compañía guarda un silencio sepulcral respecto a los resultados económicos de 2007, pero fuentes cercanas a la aerolínea hablan de unas pérdidas "significativamente peores" a las esperadas. Después de dos años en los que las empresas del sector han sacado a relucir agresivos planes de expansión, la compañía ha decidido eliminar conexiones y apostar por las más rentables.

El pasado 1 de febrero, Clickair eliminó sus enlaces Sevilla-Roma y los que conectan Barcelona con Jerez, Helsinki, Palermo y Verona. El que estaba previsto hacia Sofía tampoco llegará a ver la luz. A finales de diciembre, el grupo ya eliminó los que enlazaban con Ginebra y Lyon. En total, ocho enlaces menos, que no alcanzaron los niveles de ocupación necesarios para rentabilizar la actividad.

Más información

"No hay una disminución de la conectividad, porque abriremos nuevas rutas, como Bilbao-Londres, entre otras, y reforzaremos las frecuencias de otros enlaces", aclaran fuentes de la empresa.

Compleja fusión

Como ya hizo Vueling, su competidora más directa, Clickair ha templado sus ánimos también en la incorporación de aviones, y las 29 aeronaves con las que esperaba contar a estas alturas se han quedado finalmente en 24.

El primer accionista de Vueling, la familia Lara (Planeta), ha abierto negociaciones con Clickair para explorar una fusión. Vueling y Clickair son dos compañías de perfil muy similar, a las que el sector lleva casando prácticamente desde su creación. El ahogo económico de la primera, que se ha estrellado en Bolsa y ha visto multiplicarse por cinco sus pérdidas, ha acelerado la búsqueda de un socio industrial, proceso en el que también ha llamado a la puerta de alguna aerolínea extranjera, según fuentes cercanas al accionariado.

Fuentes cercanas a ambas compañías sostienen que esa hipotética fusión sería "muy difícil", dado el elevado número de trabajadores de la empresa resultante (unos 500) y sus distintas estructuras de costes. Otras fuentes destacan que la prioridad de Iberia es ahora reconformar su núcleo duro de accionistas y valorar la posibilidad de entrar en una puja por Spanair.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50