Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Antón vincula la salvación de los humedales al trasvase del Ebro

El consejero de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, insistió ayer en la recuperación del trasvase del Ebro debido a que la escasez de agua "amenaza la supervivencia" de los humedales de la Comunidad Valencia, que, según sus cálculos, requieren un aporte de entre 150 y 200 hectómetros cúbicos.

García Antón, que visitó ayer el parque natural de L'Albufera con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, alertó de que su desaparición "supondría un desastre ecológico sin precedentes".

El consejero aseguró que sólo L'Albufera tiene un déficit hídrico de 100 hectómetros cúbicos anuales, aunque la depuradora de Pinedo ha supuesto en los últimos tres años un aporte ecológico de 181 hectómetros cúbicos de aguas de calidad".

Por su parte, el portavoz de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Valencianas, Francesc Signes, advirtió del "peligro" que supondría para el L'Albufera "tomar el agua para el trasvase Júcar-Vinalopó desde los puntos que defiende el Consell -tanto en Cortes de Pallás como en Antella"- porque el tramo bajo del Júcar "quedaría sin caudal ecológico y supondría la muerte para tres humedales emblemáticos" como son L'Albufera, el marjal y L'Estany de la ribera sur del Júcar y la desembocadura y frente litoral de este río.

Signes denunció ayer el estado "crítico" en el que se encuentran los humedales, que, en su opinión, se debe a que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "incumple su obligación legal de protegerlos". Así, recordó que la ley declara la protección, con carácter general, de todas las zonas húmedas "estén declaradas o no, y con independencia de que tengan algún régimen de protección específico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008