Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Vega Baja sigue a la cabeza de la delincuencia pese al refuerzo policial

En 2007, la comarca registró 12 de los 99 homicidios y el 18% de los delitos

La Vega Baja y, especialmente Torrevieja como cabecera de su comarca, son desde hace una década destacados referentes de los índices de criminalidad de Alicante, la provincia española que más creció porcentualmente en delitos en 2007, según datos de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). La Vega Baja concentró el 18% del total de infracciones del territorio valenciano y 12 de los 99 homicidios y asesinatos (esa estadística incluye las tentativas).

A pesar de que la comarca del sur volvió el pasado año a revalidar el primer puesto en el número de delitos cometidos en las demarcaciones de la Guardia Civil (en la Vega Baja todos los municipios a excepción de Orihuela), la tendencia descendente iniciada hace unos años continúa gracias al sustancial aumento de la plantilla policial.

"Los datos serán los que sean, pero hay mucha inseguridad y pocos agentes"

Aún así, colectivos vecinales dicen vivir inseguros. "Los datos serán los que sean, pero aquí inseguridad tenemos mucha y agentes menos". Esta apreciación es de Alfredo Sigüenza, presidente y portavoz de Asojoven de La Murada, una pedanía de Orihuela de 3.600 habitantes. Hace dos años, sus residentes se echaron a la calle ante la oleada de asaltos a viviendas y robos de vehículos. Muchos vecinos, un buen número de ellos cazadores, dicen dormir armados para defenderse ante asaltos violentos. La asociación cívica reclama no sólo más presencia de la Guardia Civil, sino también de la Policía Local. Una petición a la que se suman los residentes extranjeros organizados en la candidatura Claro, que no logró representación en las últimas elecciones. La formación denuncia que la costa de Orihuela, enclave que acoge al 30% de la población empadronada, tiene un disparatado déficit de policías.

Un indicador que acredita la inseguridad en la Vega Baja es la cifra de homicidios, básicamente por ajustes de cuentas entre bandas. Sólo en 2007, en la comarca perdieron violentamente la vida 12 personas, dos más que el año precedente (siempre en la circunscripción de la Guardia Civil). El peculiar entramado urbanístico de la Vega Baja, un enjambre de urbanizaciones diseminadas en medio de calles anónimas, es el principal reclamo que lleva a las mafias a escoger ciudades como Orihuela o Torrevieja para vivir y esconderse, coinciden en señalar miembros de las fuerzas de seguridad.Aparte de crímenes graves, la Vega Baja acumula también el mayor número de delitos a pequeña escala. Unas infracciones que generan enorme inseguridad entre los vecinos, que reclaman más agentes, sobre todo de la Policía Local. El pasado año, se documentaron 15.485 delitos, según la AUGC. Un 1,36% menos que el año anterior. Manolo Martínez, secretario y portavoz de la AUGC, resalta que el cumplimiento por parte del Gobierno de la histórica demanda de reforzar la plantilla policial en una de las comarcas "hasta entonces más abandonadas" comienza a tener sus resultados, con un descenso sostenido de la delincuencia.

Sin embargo, los vecinos, sobre todo los de costa oriolana, siguen reclamando más efectivos policiales. La concejal de Seguridad, Mayte Valero, del PP, admite que la plantilla policial en Orihuela es ajustada (132 agentes) si se tiene en cuenta el volumen de población residente y la extensión del municipio. "Hemos hecho un esfuerzo muy importante y vamos a continuar aumentando plantilla", resalta la edil. El incremento ya ha tenido un efecto inmediato. La delincuencia en Orihuela se ha contenido, subraya Valero.

Próximos al ciudadano

Si la Policía Local no tiene competencia en seguridad ciudadana, ¿hasta qué punto los ayuntamientos tienen responsabilidad en la incidencia de la criminalidad? Éste es uno de los puntos de controversia entre grupos políticos y colectivos ciudadanos. Precisamente, la AUGC ha solicitado la reforma de la Ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para otorgar competencia a los cuerpos municipales, agentes que por su labor están más próximos al ciudadano. Así por ejemplo, el número de efectivos de la Guardia Civil en la "peligrosa" Torrevieja asciende a unos 230 agentes, según el sindicato. Sorpresivamente, el número de efectivos de la Policía Local es inferior (unos 200, según fuentes municipales). "La respuesta inmediata la da, en un 80%, la Policía Local de ahí la importancia de su labor. Su presencia amilana a los infractores", apostilla Martínez.

Además de la tímida bajada de la criminalidad en la Vega Baja, la AUGC ha constatado una mejoría en relación con la actividad de las bandas callejeras, integradas principalmente por inmigrantes suramericanos. En Torrevieja, estas tribus urbanas que proliferaron en 2004 están desactivadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de enero de 2008