Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado por agresión sexual un policía

El agente obligó a una mujer a hacerle una felación a punta de pistola

La multa le saldrá muy cara a Sergio Martín Prados, un policía municipal de Madrid que abusó sexualmente de una ecuatoriana. Según la sentencia de la sección sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, el agente deberá cumplir una pena de trece años y medio de cárcel e indemnizar a la mujer con 20.000 euros. El concejal de Seguridad, Pedro Calvo, le había suspendido temporalmente de empleo y sueldo hasta que se esclareciera el caso. La sentencia le inhabilita ahora, recalcó una portavoz municipal.

A. J., que tenía 22 años el 14 de julio de 2004, circulaba en su moto por la calle de Bravo Murillo. Sobre las dos del mediodía, al pararse en un semáforo, el ahora condenado, que también iba con su moto, indicó a la mujer que se parara. A partir de ahí, las versiones son opuestas, aunque el juez ha estimado que la cierta es la de la mujer. Ella relató que el agente le pidió los papeles y que le dijo que le acompañara. La cogió del brazo y la llevó hacia un portal de la calle del Doctor Santero. "Me puso la pistola a un metro de la cabeza. Con la otra mano me agarró de los pelos. Me dio un rodillazo y me obligó a hacerle una felación", relató en el juicio, celebrado el 16 de enero.

Sin embargo, el agente contó que paró a A. J. porque había cometido una infracción de tráfico. Según él, fue la mujer la que se le insinuó para que no le multara. "Fue una relación consentida. Entramos en un portal. Me tocó los genitales. Era una situación morbosa y excitante. Bajamos al rellano y me bajó la cremallera. Luego me sentí fatal y me fui", relató el agente. La mujer cuenta que el hombre le dejó marchar sin ponerle la multa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2008