Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy promete restablecer la política antiterrorista de Aznar si vence el 9-M

Segundo mandatario del PP que reclama el voto en el congreso de víctimas

"He venido a escucharos", aseguró ayer el líder del PP, Mariano Rajoy, al comienzo de su intervención en el IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. No fue lo que hizo. Rajoy llegó minutos antes de su discurso y abandonó la sede del congreso en cuanto lo pronunció. Su intervención no tuvo otra clave que la electoral.

El congreso pide que los "gobernantes cómplices" pierdan su inmunidad

El candidato popular a la presidencia del Gobierno intervino como tal en el IV Congreso de Víctimas; repitió varias veces la expresión "si me dan su confianza el 9 de marzo" y sembró su discurso de promesas electorales: "Conmigo en el Gobierno vamos a echar a los terroristas de las instituciones a las que se les ha permitido volver"; "cuanto antes restablezcamos esa política antiterrorista [la del anterior Gobierno popular], mejor para la democracia y peor para los terroristas. Me comprometo a que si me dan la responsabilidad de gobernar, será así". Y finalmente: "Hay que recuperar el tiempo perdido".

En la línea del ex presidente José María Aznar el día anterior, Rajoy criticó duramente al jefe del Ejecutivo. "Negociar con los terroristas es legitimarles, darles oxígeno. Cuando se negocia, se sienten satisfechos. Sin diálogo y negociación, la derrota de ETA es segura", afirmó. Zapatero, añadió el líder del PP, "ha jugado con la ley. No se le ha dicho la verdad a los españoles. Ahora reconoce que ha usado la ley a su antojo. Ahora nos dicen que teníamos razón cuando decíamos que había que ilegalizar al PCTV y ANV".

Y entre las críticas, las promesas: "Ni un solo euro de los impuestos de los españoles financiará a los terroristas", dijo Rajoy. "Incrementaremos el número de efectivos de Policía y Guardias Civil que luchen contra el terrorismo, multiplicaremos la cooperación internacional, aprobaremos una ley de víctimas como la que vienen reclamando y volveremos a la política de la derrota definitiva de ETA". Finalmente, Rajoy se mostró confiado en poder superar "este paréntesis en la lucha eficaz contra los terroristas". Las víctimas le despidieron con un gran aplauso y gritos de "¡presidente!, ¡presidente!", que quizá no llegó a oír, porque abandonó rápidamente la sede del congreso.

Por la tarde, en la clausura, víctimas de varios países leyeron el manifiesto Madrid-Bogotá-Valencia (las tres ciudades donde se han celebrado las cuatro ediciones del congreso), suscrito por todas las asociaciones que habían acudido, y en el que piden que los delitos de terrorismo no prescriban, que sean considerados "violaciones de los derechos humanos por la comunidad internacional" y que puedan juzgarse en el Tribunal Penal Internacional. También reclaman que se "prive de inmunidad a los gobernantes que sean declarados autores, inductores, financiadores o cómplices de actos de terrorismo".

Las últimas horas del encuentro perdieron el marcado tono político que dominó casi todo el congreso y por el que la mayoría de las asociaciones de víctimas españolas excusaron su presencia. Por ejemplo, la asociación mayoritaria de afectados del 11-M. Su presidenta, Pilar Manjón, fue invitada a las jornadas pero no a participar en una mesa redonda titulada Víctimas de ETA y el 11-M. "El congreso está demasiado escorado políticamente", afirmó.

Así, en la clausura, tomaron la palabra deportistas, artistas, periodistas y algunos políticos, que lanzaron mensajes de cariño a las víctimas. "En mi deporte, el que más resiste gana. Seguid luchando y ganaréis", dijo el ex tenista Manolo Santana. El hijo del ex presidente Adolfo Suárez llevó al congreso "un mensaje que mi padre no supo o no vio el momento de transmitir: aunque las víctimas no siempre hayan tenido el mismo apoyo, nunca ha habido deseo de arrinconarlas". Entre ellos, se coló el presidente colombiano, Álvaro Uribe, que reconfortó a las víctimas de su país con un mensaje esperanzador: "Vamos ganando la batalla contra el terrorismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2008