Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La propia Sala se contradice"

"El fallo ha sido una sorpresa, pero tampoco lo ha sido tanto", aseguró el ex presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, tras conocer la condena del Tribunal Supremo. "Sorpresa por lo que hemos escuchado esta mañana de la defensa y del fiscal", prosiguió Atutxa en declaraciones al diario Deia. "Pero por otra parte todo cabe esperarse de unos intereses que van más allá de lo que es la aplicación de la justicia, como ha podido comprobarse".

El ex presidente del Parlamento y ex consejero de Interior del Gobierno vasco subrayó que con el fallo, "la propia Sala del Supremo se contradice respecto a lo que dictaminó en diciembre en el caso Botín", cuando acordó la absolución del banquero al no existir contra él más acusación que la de la acción popular, ya que fiscal y acusación particular desistieron de pedir responsabilidades. Atutxa también se quejó del modo en que conoció el fallo: "Me parece reprochable y despreciable el mero hecho de que se haya comunicado a través de los medios de comunicación".

"Obtendremos en la justicia europea lo que no hemos obtenido en España", comentó anoche Gorka Knörr condenado junto a Atutxa y la parlamentaria Kontxi Bilbao. Knörr, vicepresidente de la Cámara por EA cuando sucedieron los hechos, añadió: "Algo tendrán que decir los tribunales europeos, porque aquí ya vemos lo que hay". La más perjudicada es Bilbao, que además de su acta de parlamentaria pierde su trabajo como funcionaria debido a la inhabilitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008