Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reabierto el caso de la muerte por una reducción de estómago

El juez pide un informe tras la denuncia de la familia

Caso reabierto. El juez que investiga la muerte de la joven que falleció el pasado día 11 tras realizarle una reducción de estómago, ha encargado al forense que realice un informe sobre la actuación del cirujano que la operó. De esa forma, el juez pretende aclarar las circunstancias en las que se produjo el fallecimiento de Laura Raya, de 19 años.

El Juzgado de Instrucción número 30, que acuerda ese informe, es el mismo que archivó el caso con el beneplácito de la fiscalía al cabo de dos días de producirse la muerte. Ayer cambió de opinión después de que José Aznar, el abogado de la familia de Raya, presentase una denuncia que relata con todo detalle el itinerario de la joven desde la clínica Londres, a la que acudió inicialmente, hasta la clínica Cima. Durante la intervención en ese último centro, la mujer sufrió una hemorragia aguda por la perforación de la vena cava inferior y de la arteria mesentérica. Esa fue, según la denuncia, la causa del fallecimiento.

Historia clínica

Por eso, la familia considera que no es necesario realizar la autopsia al cadáver y que en la historia clínica se señala claramente que la joven murió descoagulada por falta de un tratamiento adecuado.

La familia solicita en su denuncia que declare como imputado el cirujano de Valencia Vicente Dolz Ros, que realizó la intervención quirúrgica, así como dos de sus ayudantes, las enfermeras, el anestesista, y otro cirujano de la clínica porque todos ellos también participaron en la operación.

La denuncia solicita que la clínicas Londres y Cima envíen al juzgado la historia clínica completa, así como los encargos de plasma y concentrados de hematíes que se pidieron a unos laboratorios de Barcelona para contrarrestar la hemorragia.

Ninguna de estas peticiones, sin embargo, ha sido atendida, de momento, por el juez, al margen del informe del forense. La fiscalía también ha cambiado de opinión después de que trascendiera el caso y el pasado día 18 presentó un escrito en el juzgado en el que solicitaba ese mismo informe del forense. La fiscal planteba que, si fuera necesario, se llegase a exhumar el cadáver para realizar una nueva autopsia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008