Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Limpieza en Wall Street

La recta final de 2007 fue especialmente sangrienta para la banca de inversión en Wall Street, que tenía escondido mucho polvo bajo las alfombras. El impacto de la crisis de las hipotecas subprime o de alto riesgo se cebó especialmente de Citigroup y Merrill Lynch, que cerraron el cuarto trimestre con las mayores pérdidas de su historia. Entre ambas suman un resultado negativo de casi 20.000 millones de dólares (13.671 millones de euros).

En el mismo paquete entran Morgan Stanley y Bear Stearns, que ya antes de Navidad anunciaron pérdidas trimestrales de 450 millones y 854 millones de dólares respectivamente por el impacto de la crisis financiera. Los cuatro gigantes bancarios neoyorquinos tuvieron que ajustar sus cuentas para computar una pérdida conjunta en las carteras hipotecarias superiores a los 40.000 millones de dólares (27.343 millones de euros).

A la espera de que Bank of America presente aún sus cuentas de cierre de ejercicio, las únicas grandes firmas de Wall Street que se libraron de la quema fueron Goldman Sachs y Lehman Brothers.

Goldman registró en el mismo periodo que sus competidores unas ganancias de 3.200 millones (2.188 millones de euros) gracias a que hizo una gestión más acertada del riesgo que otros bancos. En el caso de Lehman Brothers el beneficio fue de 886 millones (605,64 millones de euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 2008