La CIA acusa a Al Qaeda del asesinato de Bhutto

EE UU respalda la versión de Musharraf sobre el atentado

Sin medias tintas, la CIA acusa a Al Qaeda y a Baitulá Mehsud, líder talibán paquistaní, del asesinato de Benazir Bhutto en Rawalpindi el pasado diciembre. "Lo hizo esa red en colaboración con Mehsud. No tenemos razones para cuestionarlo", declaraba ayer el director de la Agencia de Inteligencia estadounidense, Michael Hayden, en una entrevista con el diario The Washington Post.

Más información
El Gobierno paquistaní identifica a aliados de Al Qaeda como autores del asesinato de Bhutto

Cuando no hace un mes del asesinato de la ex primera ministra paquistaní, Hayden intenta arrojar luz sobre una muerte que está rodeada de polémica. Muchos paquistaníes apuntan al Gobierno del presidente, Pervez Musharraf, como autor del crimen político y la familia de Bhutto puso el acento en una conspiración que salpicaba a altos miembros del Gobierno. En ese estado de confusión, la declaración de Hayden es la evaluación pública más categórica de un responsable de la Administración de George Bush sobre quién estuvo detrás del ataque.

Hayden no desveló qué informaciones han permitido a la CIA llegar a esa conclusión, pero insistió en la autoría de Al Qaeda y sus aliados. "Tenemos este nexo que probablemente siempre existió en estado latente pero que ahora está activo: un nexo entre Al Qaeda y varios grupos extremistas y separatistas", puntualizó Hayden, que añadió que la acusación emitida por la CIA es compartida por Pakistán.

Días después del asesinato, las autoridades paquistaníes dijeron haber interceptado una comunicación entre Mehsud y Al Al Qaeda en la que el líder talibán elogiaba el crimen y se responsabilizaba de él. Una vez más, ni las autoridades norteamericanas ni las paquistaníes han desvelado el origen de esa conversación. Hasta la fecha el Gobierno de EE UU no se había alineado con la línea oficial paquistaní.

Las declaraciones del jefe de la CIA llegan después de una serie de ataques ocurridos esta semana en Pakistán contra figuras políticas y unidades del Ejército. Y tras un largo año en el que la Administración Bush ha visto casi impotente cómo Al Qaeda reconstruía su infraestructura en las regiones tribales situadas en la frontera entre Afganistán y Pakistán. Hayden añadió que Al Qaeda está también detrás de la ola de violencia que amenaza la estabilidad del Gobierno de Musharraf, un "aliado clave en la guerra de Washington contra el terrorismo".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Michael Hayden, durante una comparecencia ante el Senado en 2006.
Michael Hayden, durante una comparecencia ante el Senado en 2006.AP

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS