Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merrill Lynch perdió 5.320 millones el pasado año

La presión para que los grandes bancos de Wall Street aclaren sus cuentas es grande. Y con esta intención, Merrill Lynch anunció ayer un impacto negativo de 14.600 millones de dólares (9.965 millones de euros) durante el cuarto trimestre como consecuencia de la crisis en el mercado de crédito. Esto le llevó a registrar unas pérdidas trimestrales de 9.830 millones de dólares, las mayores en la historia de la entidad, que le obligaron a cerrar el año 2007 con un resultado negativo de 7.800 millones de dólares, (5.320 millones de euros).

Se trata de las primeras pérdidas anuales desde 1989. Wall Street sabía que los números serían malos. Pero el cuarto trimestre resultó ser especialmente sangriento para Merrill Lynch, que ya venía de perder 2.300 millones durante los tres meses precedentes. El banco capitaneado por John Thain no sólo registró unas pérdidas trimestrales multimillonarias, sino que además vio cómo sus ingresos registraron un saldo negativo de 8.190 millones. En Bolsa perdió el 10%.

Crisis hipotecaria

En el mismo periodo de 2006, las ganancias fueron de 2.300 millones y la facturación de 8.390 millones. El motivo de este desfase, el estallido de la crisis hipotecaria. Para el conjunto del segundo semestre de 2007, el banco registró un impacto negativo de 19.400 millones como consecuencia de la congelación en el mercado de deuda, de los que 11.500 millones corresponden al cuarto trimestre. A esta cantidad habría que añadirle 3.100 millones por el ajuste en otras carteras especulativas.

El banco informó de que su exposición durante el pasado trimestre a obligaciones de deuda colateralizada fue de 4.800 millones de dólares, frente a los 15.800 millones en los tres meses precedentes del presente año. En el caso concreto de las hipotecas subprime para inmuebles residenciales, su exposición al riesgo bajó de 5.660 millones a 2.710 millones de dólares. Thain no cree que sea necesario hacer más revisiones en estas carteras, aunque no está en condiciones de decir que estén ajenos al riesgo.

"Aunque los resultados de la compañía son claramente inaceptables, durante las pasadas semanas se ha reforzado la liquidez de forma sustancial", explicó. Se refiere a las inyecciones de rescate que durante las últimas semanas e fondos soberanos en Asia, por 12.800 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2008