Montilla advierte al PSOE que no aplaude pactos con CiU

David Vegara será el 'número tres' del PSC por Barcelona

Un pacto entre el PSOE y CiU tras las elecciones generales puede dificultar, y mucho, la relación entre el Gobierno español y la Generalitat. El presidente catalán y primer secretario del PSC, José Montilla, alertó ayer de que la aritmética en el Congreso puede hacer "muy complicada" su relación con La Moncloa. Y el porqué arranca de aquel 20 de enero de 2006 en el que José Luis Rodríguez Zapatero recibió en La Moncloa al líder de CiU, Artur Mas.

Tras toda una tarde de negociación, se desencalló el visto bueno de los nacionalistas al nuevo Estatuto mediante un pacto sobre el nuevo sistema de financiación. Se acordaron más cosas sobre las que Mas siempre ha preferido callar. Desde aquel momento quedó clara la preferencia del presidente Zapatero para alcanzar acuerdos con CiU en Madrid y en Cataluña.

Pero las opiniones del secretario general del PSOE no eran compartidas para nada por el PSC, partido hermano catalán, que ante el temor a verse obligado a un Gobierno sociovergente en las autonómicas pisó el acelerador para pactar otro tripartito con Esquerra (ERC) e Iniciativa (ICV-EUiA). Algo que ni el PSOE ni Zapatero deseaban. Por este motivo, a la que acecha el periodo de elecciones, los socialistas catalanes arquean la ceja pues saben que Zapatero sigue tanteando a CiU y que los nacionalistas se dejan querer. Y ello puede tener repercusiones futuras en el Gobierno de Cataluña.

Con este caldo de cultivo, el presidente de la Generalitat y primer secretario del PSC decidió ayer entrar en campaña y directo al trapo. Montilla aprovechó una jornada del Grupo Parlamentario Socialista para lanzar un aviso. Por una parte, a sus socios en el Gobierno para que no descuiden la unidad en campaña electoral. El líder de los socialistas catalanes expuso que no se puede descartar que se produzcan momentos de controversia y de tensión con el futuro Gobierno de España en relación con el despliegue del Estatuto y de la negociación del nuevo sistema de financiación. Recordó que el PSC es el partido catalán con más diputados en el Congreso (21) y que hará valer su peso en el Grupo Socialista.

Montilla también alertó de que es posible que la nueva aritmética del Congreso -si el PSOE alcanza pactos con CiU- hará "más complicada" la relación intergubernamental y también entre las dos formaciones socialistas federadas. Además, el comité de listas del PSC confirmó que el secretario de Estado de Economía, David Vegara, irá de número tres por Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de enero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50