Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid sube los abonos más que la mayoría de las capitales

Los precios de Barcelona de autobús y metro son los más caros de España

Las campanadas de año nuevo dieron paso a la tradicional subida de tarifas en el transporte público. Este año, los ciudadanos también deberán rascarse el bolsillo a la hora de coger el metro, el autobús, el tren de Cercanías o un taxi. Madrid mantiene las tarifas sencillas, pero sube sus abonos más utilizados. Barcelona sigue encabezando la clasificación de las ciudades con el transporte más caro.

MADRID Se dispara el bono

más usado

El Cercanías de Barcelona es gratis hasta que llegue el AVE a la ciudad

En A Coruña el bono de autobús para niños y jubilados ha bajado

En Madrid sólo la subida de tarifas de los taxis superan la tasa de inflación

El transporte sevillano registra una de las mayores subidas del país

El bus de Bilbao sube de manera moderada, pero el taxi se dispara

En Valencia el aumento es paralelo al encarecimiento de la vida

El bono de transporte más usado por los madrileños es el mensual de la zona A, que sirve para metro, autobuses urbanos y trenes de cercanías que circulen por Madrid capital. Su precio sube 1,65 euros. Toca abonar 42,10 cada mes en lugar de 40,15.

La subida media del transporte público en Madrid ronda el 4%, excepto en el caso de los taxis, cuyas tarifas crecen una media del 4,59%.

La buena noticia es que algunas de las tarifas se mantienen. El billete sencillo, un único viaje aplicable en metro o autobús, sigue costando un euro. No ocurre lo mismo con el billete de 10 viajes, que sube 30 céntimos hasta 6,70 euros.

El Consorcio Regional de Transportes es el organismo encargado de revisar y aprobar las tarifas cada año. Formado una veintena de entidades y administraciones, sólo votaron en contra de la subida de precios los consumidores y la Federación de Municipios de Madrid por el PSOE.

En el caso de los taxis, es el Ayuntamiento de Madrid el responsable de revisar lo que pagan los usuarios. El monto es distinto de día y de noche, entre semana o en festivo. La bajada de bandera diurna sube 10 céntimos hasta 1,95. De lunes a viernes, la nocturna sube 30 céntimos (16,2% de incremento), hasta 2,15 euros. Los fines de semana y festivos, la bajada de bandera durante la noche pasa de 2,90 a 2,95.

BARCELONA Transporte de lujo

La capital catalana recibió el año con una nueva subida de precios en el transporte público. El metro y el autobús suben un 3,8% de media, algo menos que la inflación registrada en diciembre. Sin embargo, este incremento tiene una doble lectura. Mientras los billetes menos usados, como el sencillo, pasarán de costar 1,25 euros a 1,30 euros, la T-10 (10 viajes), que usan un 45% de los usuarios, ve incrementado su precio de 6,90 euros a 7,20, un 4,35% más. Son las tarifas más altas de toda España. La Autoridad del Transporte Metropolitano, entidad que regula los precios cada año, se excusa en que un mismo título de transporte público en Barcelona permite hacer sucesivos transbordos en metro, bus, tranvía y trenes de Cercanías.

La sucesión de desastres protagonizados por el servicio de Cercanías de Renfe en Cataluña no ha impedido que este 2008 las tarifas suban un 4%, como en el resto de España. Sin embargo, Fomento concedió la gratuidad de los billetes para las tres líneas que peor parte se han llevado en 2007. Y así hasta que llegue el AVE a Barcelona, nadie sabe cuándo.

Coger un taxi también será más caro este año. La bajada de bandera pasa de 1,75 euros a 1,80. También habrá que rascarse el bolsillo para ir al aeropuerto. El suplemento sube de los tres euros que valía en 2007 a los 3,10. Miguel Ángel Martín, gerente del Instituto Metropolitano del Taxi, sostiene que la subida responde al aumento del precio de la gasolina, el parking o el mantenimiento del coche.

BILBAO Taxis al alza

Las subidas en los transportes oscilan entre el 2,2% de las líneas de Cercanías de Renfe y el 4,6% de los taxis. En el metro (el transporte público más utilizado, con 83 millones de viajeros el pasado año, el 45% de todos los usuarios de los medios de locomoción públicos en Vizcaya), la subida es del 3% en el llamado creditrans, el billete único puesto en marcha la pasada década con el que se puede transitar en todos los transportes públicos, salvo los trenes de Renfe y de la compañía ferroviaria vasca Euskotren. Desde el pasado 1 de enero, el coste por trayecto en el suburbano en Bilbao es de 0,68 euros con este billete, que es el utilizado mayoritariamente.

Los autobuses urbanos de Bilbao han sufrido una subida superior, al subir un 3,7% el creditrans, que ha pasado de 0,53 a 0,55 euros por trayecto.

Los taxis han incrementado la tarifa mínima un 4,6%, por lo que la bajada de bandera ha pasado de 3,25 a 3,40 euros.MÁLAGA Ligera subida

El billete ordinario del autobús urbano de Málaga permaneció inalterado en un euro en 2008, con respecto al pasado año. Sí registraron ligeros aumentos las tarifas más empleadas por los viajeros. La tarjeta de 10 viajes aumentó de 5,9 euros a 6,1, con lo que el viaje sale a 0,61 euros. Por su parte, la tarjeta mensual, que permite viajes ilimitados, subió de 31 a 32,5 euros. El precio medio del aumento es del 2,1%, por debajo de la inflación acumulada en 2007. En cuanto al taxi, en horario diurno, de 7.00 a 22.00, la carrera mínima pasa de 3,20 a 3,32 euros y el kilómetro recorrido de 0,75 euros a 0,80. La tarifa nocturna, de 22.00 a 7.00 y festivos, tiene un coste mínimo de 4,09 -nueve céntimos más que en 2007- y el kilómetro recorrido pasa de 0,90 a 0,98. La actualización de estas tarifas se ha hecho tomando como referencia el índice de precios al consumo interanual del pasado octubre, que fue del 3,6%.

SEVILLA El bus, un 10% más caro

En la capital andaluza los autobuses urbanos han subido el billete ordinario un 10% este año y pasa a costar 1,10 euros. Mientras que el bonobús de 10 viajes sin transbordo cuesta 5 euros, lo que supone un aumento del 15%; y el precio del bonobús con transbordo es de 6 euros, un 12,3% más que el año pasado. El abono mensual se incrementa en un 12,5% y pasa a costar de 24,88 euros a 28,00 euros.

Las tarifas de los taxis han incrementado el IPC (3,6%). Las novedades para 2008 son el suplemento de 1,90 euros que se aplica en horario nocturno los viernes, sábados y vísperas de festivos y la modificación de 1 euro a 1,20 en la tarifa con destino a la estación de ferrocarril de Santa Justa. La carrera mínima con la tarifa 1 es ahora de 3,09 euros; mientras que en tarifa 2 (nocturna y festivos) es de 3,87. La bajada de bandera cuesta 1,13 y 1,38 euros, en las tarifas 1 y 2, y el precio del kilómetro recorrido es de 0,79 y 0,96 euros, también respectivamente.

VALENCIA Subidas ajustadas a la inflación

Los transportes públicos valencianos tampoco han dado tregua al bolsillo de los ciudadanos. El 1 de enero su precio subió de media en la capital en torno al 4%, cerca de la inflación prevista para 2008. Ciertas tarifas, entre ellas las del bonometro, el producto estrella del suburbano de Valencia, lo hicieron algunas décimas por encima.

El billete de autobús cuesta hoy 5 céntimos más que en diciembre, 1,20 euros, lo que representa una subida del 4,3%. El bonobús, válido para 10 viajes, el más utilizado por los usuarios, se ha encarecido 20 céntimos (un 3,7%) hasta los 5,65 euros. El bono transbordo, que permite realizar indistintamente 10 trayectos en metro (en zona A, la de la ciudad de Valencia), tranvía o autobús sale por 30 céntimos más, hasta los 7 euros (4,5%).

Los incrementos han sido percibidos instantáneamente por quienes los utilizan a diario, como José María Navarro, jubilado del sector financiero, de 68 años. "A mí desde luego me parece mal. Porque si todos los precios ya subieron mucho en 2008, las administraciones deberían mantener los que controlan, ya que en los que dependen de la oferta y la demanda difícilmente pueden intervenir", afirma.

Los billetes sencillos de metro para una zona, se han encarecido un 4%, hasta 1,30 euros. El bonometro (10 viajes) se ha puesto en los 6,10 euros, lo que supone una subida del 4,3%. El incremento global en los taxis ha sido del 4,2%. Los clientes pagan hoy una tarifa mínima de 3,40 euros por poner un pie dentro.

Los trenes de Cercanías han subido, por su parte, un 4%. Pero los precios varían dependiendo de las zonas, ya que la Comunidad Valenciana cuenta con algunos de los trayectos más largos de la red de Cercanías de Renfe.

A CORUÑA Bajan los bonos sociales

Las tarifas del autobús urbano se incrementaron por encima del IPC (2,4%) al arrancar 2008, aunque con matices. Si el precio del billete ordinario del bus alcanza un euro, lo que supone una subida del 4%, se mantienen congelados e incluso se han reducido las tarifas de los bonos especiales para colectivos con ingresos limitados. Así, un viaje con el bonobús ordinario, con tarjeta monedero recargable en oficinas bancarias, cuesta 64 céntimos, como el año pasado. El bono social, para usuarios discapacitados, jubilados y escolares, reduce el billete a 25 céntimos, la mitad de lo que costaba, y los universitarios pagan 20 céntimos por trayecto.

La subida del taxi en la ciudad coruñesa alcanza un 2,7%, con una bajada de bandera, en días laborables, fijada en 3,29 euros (3,65 euros, de noche y en festivos), y el precio del kilómetro recorrido que aumenta a 81 céntimos.

VIGO Subida imperceptible

El transporte público de Vigo ha registrado con la entrada de 2008 una subida de 5 céntimos (1,08 euros) en el billete ordinario, aunque en los bonos mensuales se mantiene el precio del año anterior (0,72 euros por trayecto el bono ordinario y 0,69, el bono estudiante).

Con respecto a los taxis, la bajada de bandera ha subido 14 céntimos, pasando de 2,78 euros a 2,92.

Información elaborada por Pilar Álvarez (Madrid), María Fábregas (Galicia), Jaume Bauzà (Barcelona), Alberto Uriona (Bilbao), Margot Molina (Sevilla), Fernando J. Pérez (Málaga) e Ignacio Zafra (Valencia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de enero de 2008