Un centenar de colegios padecen defectos de construcción

Parte del techo de una escuela de Almassora también se derrumba

Un centenar de centros educativos valencianos, colegios pero principalmente institutos, presentan deficiencias dotacionales, según los datos de un informe elaborado por la Federación de Enseñanza de CC OO. Los técnicos tienen sobre la mesa un centenar de expedientes que recogen deficiencias de todo tipo: Problemas de calidades de cubiertas y techumbres, goteras, climatizaciones defectuosas, deficiencias en el sistema de evacuación y emergencia, ínfimas calidades en revestimientos, puertas, ventanas o persianas.

El 90% de los alumnos de FP tiene empleo a los 6 meses de acabar

El lunes se desplomó en horario lectivo parte del techo del pasillo del IES de Rojales que ha sido clausurado provisionalmente. El incidente, según la Consejería de Educación, podría estar relacionado "con el sobrepeso de los cristales" del tendido eléctrico. Ahora, Educación estudia emprender acciones legales contra Necso-Acciona, la empresa que en 1998 construyó el centro. Los 800 alumnos irán en siete autobuses en horario vespertino al IES de Guardamar del Segura a partir de mañana. El traslado provisional se prolongará durante al menos quince días. La Consejería anuncia un informe externo del Colegio de Aparejadores que certifique las medidas de seguridad.

El de Rojales no fue el único incidente. La Escuela para Adultos (EPA) de la localidad castellonense de Almassora volvió ayer a la normalidad después del derrumbe de parte del techo de un aula que provocó magulladuras a dos alumnos, informa María Fabra. Por causas que, de momento, se desconocen, el doble techo del aula cayó en la tarde del lunes cuando cinco alumnos recibían sus clases. El centro tiene cinco años de antigüedad.

Emerge el problema de la falta de medios de que dispone la Administración para detectar estas deficiencias. Alberto Parra, de CC OO, explica que el servicio de prevención actúa de oficio o bien a raíz de una queja presentada por padres o docentes. Los técnicos del sindicato elaboran un estudio que remiten a la delegación territorial de la Consejería, que a su vez emite un informe al servicio de Infraestructuras. "Pero en muchas ocasiones se queda en un cajón, no hay medios ni técnicos ni humanos en la consejería para reparar estos problemas", apunta Parra.

De los 1.638 centros educativos un centenar presentan problemas. El sindicato CC OO considera "extremadamente grave" los casos de los IES de Buñol, Requena, El Ravatxol, Rascanya, Cabanyal, Tavernes Blances, El Saler, Mislata o Almussafes por ser de obra nueva. Otros centros más antiguos que también requieren alguna reforma son los IES Barri del Carme, Lluís Vives, Tierno Galván de Montcada, La Patacona de Alboraya, los Sivera Font y Francesc Gil de Canals, José Maria Parra de Alzira, la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia o el colegio Blasco Ibáñez de Xest .

Miguel Soler, coordinador del programa electoral del PSOE en educación, admite que la falta de medios y los retrasos para poder solucionar estas pequeñas deficiencias obligan a los equipos directivos a destinar "parte del incremento conseguido para la partida de gastos de funcionamiento de los centros a acometer reparaciones ordinarias de pequeña índole". Soler aboga por que, al igual que ocurre en los colegios de Primaria, sean los Ayuntamientos los encargados de asumir el mantenimiento de los institutos.Los ayuntamientos disponen de las brigadas y medios para poder solucionar rápidamente estas deficiencias. Una medida que debería ir acompañada de la correspondiente previsión presupuestaria por parte de Educación, según Soler.

Para sindicatos y oposición, el problema surge por la "falta de personal y de medios" en las unidades técnicas de la Consejería, encargadas de reparar estos fallos técnicos. En la dirección territorial de Alicante sólo hay dos arquitectos y cinco aparejadores "sin presupuesto disponible", según Soler. Los medios en el servicio de prevención de riesgos laborales son "a todas luces insuficientes", según Alfonso Rodríguez, de CC OO, que cifra en dos médicos y un técnico en prevención laboral el personal disponible. Sin embargo, la consejería de Educación rechaza estas críticas y asegura que los medios son los adecuados y que funcionan "debidamente". Un portavoz explicó que cada Unidad Técnica Territorial elabora un informe y una memoria valorativa de cada incidencia y si la reparación supera los 30.000 euros se adjudica a "la empresa constructora la reforma". Si la obra está valorada en menos de 30.000 euros la reparación es más rápida y se encargan empresas especializadas. El informe de CC OO acusa a la Administración de "ir desmantelando cuando no eliminando los instrumentos de fiscalización e inspección tanto presupuestaria como de ejecución de las obras".

El consejero de Educación, Alejandro Font del Mora, se refirió por fin ayer, tres días después del desplome, a la situación del IES de Rojales y confirmó el traslado de estos alumnos a Guardamar. El consejero presentó una encuesta sobre el grado de inserción laboral del alumnado de Formación Profesional (FP) entre 2001 y 2006 que a su juicio "constata la mejora de la valoración social" de esta vía. El sondeo revela que el 90% de los alumnos encuentra su primer trabajo antes de seis meses, y el 69% lo hace en un empleo relacionado con sus estudios.

Font de Mora subrayó que tanto empresas como alumnos están satisfechos con la FP, que gana estudiantes. No obstante, la consejería ve necesario aumentar el número de empresas que permitan prácticas al alumnado, y se introducirán estancias en la UE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS