Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Una captura bajo investigación

PSOE y PP se inclinan por votar 'no' a la comparecencia de Rubalcaba

Los dos principales partidos, PSOE y PP, tenían ayer muy clara su posición ante la polémica creada por las heridas sufridas por el etarra Igor Portu, que fue hospitalizado casi 15 horas después de su detención en Mondragón. Ninguno de los dos aceptaba la teoría de la tortura defendida por los grupos proetarras. "Confiamos en que las investigaciones que se han ordenado esclarezcan debidamente lo ocurrido y, por tanto, estaremos a lo que digan esas investigaciones", señaló Ángel Acebes, secretario general del PP. El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, señaló: "Hay una investigación judicial abierta y una presunción de que las cosas se han hecho bien".

En coherencia con esta idea de apoyo a las investigaciones, según confirman fuentes de ambos partidos, tanto el PSOE como el PP se inclinaban ayer claramente, especialmente los primeros, por rechazar la reclamación de PNV e IU-ICV para que el ministro del Interior comparezca en el Congreso y ofrezca todos los detalles de la detención. López Garrido calificó de "innecesaria" la comparecencia de Rubalcaba.

La opinión general ayer en el Congreso, incluso entre los diputados del PNV, se inclinaba por creer la versión de la Guardia Civil, aunque los nacionalistas reclamaban que Rubalcaba comparezca para aclarar todos los extremos, disipar dudas y evitar el victimismo del ambiente proetarra.

La petición se votará finalmente el viernes. El PNV, promotor de la iniciativa, intentó que se dilucidara ayer mismo, pero el PP vetó esa posibilidad. En principio, los populares sí habían aceptado que se votara, pero ERC vetó la solicitud del PP para incluir en el orden del día la votación de la convocatoria de un pleno extraordinario para ilegalizar a ANV y los populares, como represalia, rechazaron también la reclamación del PNV. Por tanto, habrá una nueva reunión de la Diputación Permanente el viernes para dilucidar estos dos asuntos.

En el primer punto, lo previsible es que el PP se quede de nuevo solo y, por tanto, no prospere la iniciativa para convocar un pleno extraordinario que sólo podría celebrarse el lunes 14. Es el mismo día en que teóricamente deberían disolverse las Cortes, aunque ayer los expertos coincidían en que, visto que el decreto no se publica en el BOE hasta el martes, el lunes es día hábil para el Congreso.

El PP se quedará solo, pero logrará llevar hasta el último día de la legislatura el debate sobre la lucha antiterrorista y podrá así defender durante toda la campaña electoral, como pretende, que es el único partido que ha defendido en el Congreso la ilegalización de ANV y que Zapatero no ha ofrecido ninguna garantía de que no negociará con ETA en el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 2008