Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara de Cuentas reclama auditorías municipales privadas

El consejero mayor demanda

una reforma legislativa

El consejero mayor de la Cámara de Cuentas de Andalucía, Rafael Navas, considera necesario abordar cambios legislativos para que se pueda exigir a todos los ayuntamientos que realicen una auditoría, contratada a una empresa privada, de sus cuentas al menos una vez al año.

Navas defendió la necesidad de que en materia de control y fiscalización, los ayuntamientos andaluces "deben hacer como las sociedades anónimas y someterse a una auditoría anual todos los años". Precisó que para esa modificación es necesario contar con el beneplácito de los ayuntamientos, "que son los primeros interesados en detectar esa necesidad".

Precisó que la Cámara de Cuentas "o puede fiscalizar 1.500 organismos existentes en el sector local", para lo que "sería necesaria una Cámara de Cuentas diez veces mayor a lo que actualmente es, con 2.000 ó 3.000 auditores", por lo que consideró necesario abordar esas auditorías anuales a través de empresas privadas.

"Es necesario que se lleve a cabo una auditoría con vigilancia, que no sea libre y que responda a determinadas exigencias y requisitos", agregó Navas, quien consideró que la Cámara de Cuentas "siente esa necesidad de cambiar las actitudes en la gestión presupuestaria contable", algo que supone "la intervención del legislador".

Explicó que actualmente esta auditoría anual se puede exigir a las sociedades mercantiles, pero no a las autoridades municipales, por lo que propuso que sea una "exigencia legal".

Para Navas, en materia de auditoría y control público de los consistorios "un pueblecito pequeño no tiene por qué soportar menos transparencia que un ayuntamiento mayor", aunque reconoció que actualmente sí es así.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008