Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hezbolá exige más poder en Líbano para destrabar la elección presidencial

El grupo integrista prosirio Hezbolá ha manifestado abiertamente que no permitirá la elección de nuevo presidente libanés -estancada desde hace cinco semanas-, a menos que obtenga un tercio de los ministros del Gobierno, según informaba ayer la BBC. Hezbolá pretende la formación de un Gobierno de unidad nacional en el que un tercio de los ministros correspondan a los partidos chiíes -Hezbolá y Amal-, para gozar así de capacidad de veto sobre cualquier decisión sobre el futuro de Líbano. El Gobierno, que cuenta con el apoyo de Francia y EE UU, ha venido repetidamente rechazando esa posibilidad.

Hezbolá y sus aliados reclaman un tercio de las carteras del Gobierno desde antes de la guerra con Israel en 2006 -que considera una victoria-, pero hasta ahora no había vinculado públicamente el tema a la elección presidencial.

El líder druso Walid Jumblatt, que se alinea con el Gobierno, dijo que Hezbolá estaba haciendo demandas imposibles y parecía más leal a Siria e Irán que a Líbano. La disputa entre el Gobierno y la oposición mantiene Líbano sin presidente.

El Parlamento se ha reunido en 11 ocasiones para intentar elegir al nuevo presidente de la nación, la última el pasado 28 de diciembre, y tiene previsto reunirse de nuevo el próximo día 12.

Las dos partes se han puesto de acuerdo en que el próximo presidente, tradicionalmente un cristiano maronita, sea el jefe del Ejército, general Michel Suleiman, pero discrepan sobre la configuración del futuro Gobierno. La crisis política derivada de esta situación mantiene paralizado al Gobierno y al Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2008