Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cuarto año a la baja

Los menores de 24 años encabezan el descenso de muertos en carretera

2.741 personas perdieron la vida en accidentes, un 9,1% menos que en 2006

"Hemos demostrado que no había ninguna maldición". Con estas palabras presentó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la radiografía de la siniestralidad vial en las carreteras españolas durante 2007, que se ha cerrado con un descenso de 274 muertos con respecto al mismo periodo del año anterior, un 9,1% menos. Se trata del cuarto año consecutivo de reducción del número de muertos en accidentes de tráfico, que han caído un 32% desde 2003, lo que supone 1.288 víctimas mortales menos. Por primera vez en 40 años los muertos sobre el asfalto se sitúan por debajo de 3.000, con un parque de vehículos ocho veces mayor que en 1968. Fueron 2.741 vidas que se truncaron violentamente durante el año que acaba de concluir.

Las muertes de moteros han aumentado un 83,9% en cuatro años

Tráfico elabora un vídeo de agradecimiento a los conductores

Los fallecidos en siniestros de circulación por millón de vehículos se han situado durante el pasado año, también por primera vez, por debajo de 100; y la media de víctimas diarias baja de 11 en 2003 a 7,5 el año pasado. Desde 1997, las barras estadísticas que cuentan las vidas que se pierden en la carretera no bajaban de los 4.000. Significativa es también la bajada del número de heridos graves, que en 2003 sumaron 2.077; en 2005, 1.505, y en 2007, 1.150.

Sin embargo, este análisis sólo contempla las vidas que se pierden en las 24 horas siguientes al accidente, y no contabiliza los muertos en centros sanitarios en los 30 días siguientes al siniestro, como se computa en la mayoría de los países de la UE. Tampoco se incluyen en esta estadística los fallecidos en pueblos o ciudades, sino sólo en carreteras y autovías.

La cara de estos datos está en el fuerte descenso de las víctimas de los menores de 24 años durante los últimos cuatro años. En la franja de edad de entre 15 y 24 años la mortalidad ha bajado un 46%, y la de los menores de 15 ha acumulado un descenso del 57,9%. La cruz de la estadística está en las muertes de conductores de motocicletas, que desde 2003 han aumentado un 83,9%. El 15,4% de los fallecidos en 2007 eran moteros. Es además el colectivo que sufrió en 2007 un mayor azote en la carretera, con un aumento de las muertes del 29,8%.

El ministro del Interior atribuyó ayer una buena parte del mérito de estos resultados a la implantación del carné por puntos e indicó que si se mantienen las medidas puestas en marcha durante la legislatura "sea quien sea el ministro del Interior" tras las elecciones, "que eso lo decidirán los ciudadanos, sólo con mantener estas medidas se podrá hablar el año que viene de descenso". Rubalcaba recalcó además que España es el segundo país, después de Francia, en contribuir al objetivo europeo de reducir hasta 2010 un 50% los fallecidos en carretera. "Si nos hubiéramos resignado", señaló, "ahora habría 3.500 muertos más. Venimos de una cifra terrible de más de 4.000 muertes anuales". Y remachó: "Con 2.700 fallecidos no podemos estar tranquilos, pero hemos mejorado". También quiso "agradecer a los conductores" que sean más responsables, para ello se ha elaborado un vídeo en el que detrás de un hombre que camina por un páramo comienzan a surgir decenas de personas. "Una persona que no muere en la carretera no es sólo una persona que se salva. Son padres, hijos, hermanos, amigos que no sufren inútilmente", comienza el corto.

La silueta del siniestro tipo ocurrido en los últimos cuatro años se completa con otros datos: se reducen las víctimas mortales en accidentes ocurridos por la noche (-39%), así como en verano y los fines de semana (-31,2); el 75% de los accidentes mortales se producen en carreteras secundarias, y las salidas de vía, en las que está casi siempre presente el exceso de velocidad y/o una distracción, suponen el 37,6% del total. Las comunidades donde se han producido porcentualmente un mayor descenso son Cantabria (-25,6%, 11 fallecidos menos), Asturias (-21,9%, 14 fallecidos menos), País Vasco (-18,6%, 16 fallecidos menos) y Andalucía (-15,9%, 90 fallecidos menos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de enero de 2008