Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Seymour Benzer, pionero de la investigación genética

Estudió su relación con la conducta

Seymour Benzer, el biólogo del California Institute of Technology que realizó hallazgos clave sobre la estructura y la función de los genes y fue pionero en la investigación que relacionaba a estos últimos con la conducta, falleció hace unos días en el Huntington Hospital de Pasadena, a los 86 años, a consecuencia de una apoplejía.

Muchos de sus compañeros afirmaban que deberían haberle concedido un Premio Nobel por sus éxitos en el esclarecimiento de la naturaleza de los genes y los lazos de éstos con las actividades cotidianas. Aunque se le negó el galardón, sí recibió otros premios importantes que por lo general se consideran precursores del Nobel, incluido el Albert Lasker Award for Basic Medical Research y el Albany Medical Center Prize in Medicine and Biomedical Research, el premio más cuantioso de EE UU a los logros científicos.

"Seymour fue uno de los científicos más importantes de nuestra era y realizó contribuciones esenciales en varios ámbitos", señala el biólogo Elliot Meyerowitz, de Caltech. "Era una persona increíble, un pensador científico realmente original e innovador".

Benzer poseía "esa imaginación y esas visiones del mundo que engendran a un gran científico", escribía el biólogo Lewis Wolpert en una reseña para The New York Times de la biografía de Benzer Time, love, memory: a great biologist and his quest for the origins of behaviour, de Jonathan Weiner y publicada en 1999.

Cuando Benzer inició su investigación a principios de los años cincuenta, los genetistas consideraban que los genes eran unidades indivisibles ensartadas en los cromosomas como perlas en un collar. Sin embargo, Benzer sostenía que cada gen estaba compuesto por segmentos diferenciados que podían reunificarse en nuevas combinaciones cuando dos individuos se apareaban y logró probarlo científicamente, una difícil tarea. Esto verificó el modelo de James Watson y Francis Crick, según el cual el gen consiste en muchos pares de nucleótidos.

Más tarde, Benzer pasó a estudiar cómo afectan los genes a la conducta, utilizando la mosca de la fruta Drosophila melanogaster como modelo. Después dijo que le inspiró el nacimiento de su segundo hijo, cuyo comportamiento era marcadamente distinto del de su primogénito. "Me preguntaba: '¿Mi mujer y yo estamos haciendo las cosas de otra manera?", explicaba.

Él y sus estudiantes identificaron moscas con comportamientos inusuales y las criaron para formar nuevas variedades. El equipo finalmente identificó los genes que estaban asociados con la conducta alterada.

Seymour Benzer nació el 15 de octubre de 1921 en Nueva York y estudió física en el Brooklyn College. Obtuvo el doctorado por la Purdue University en 1947. Como estudiante de posgrado, trabajó en el desarrollo de semiconductores, un trabajo que desembocó en la invención del transistor.

Sin embargo, mientras trabajaba, leyó el libro de Erwin Schrodinger What is life? (¿Qué es la vida?) y quedó cautivado por la idea de aplicar conceptos físicos a problemas biológicos.

Cambiaba con frecuencia de campo de investigación, decía, porque le gustaba "ser muy estúpido" en una nueva disciplina. "Si haces preguntas estúpidas, a menudo obtienes respuestas asombrosas", defendía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2007