Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quirófanos al ralentí en Can Ruti

El hospital mantendrá cerrados hasta el lunes 15 de sus 18 quirófanos - Los Mossos apuntan que el incendio se inició en una papelera de los vestuarios

Ya no hay camillas en la azotea ni humo en los pasillos, pero los rastros del incendio eran ayer evidentes. La normalidad en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, Can Ruti, tardará en llegar.

La previsión de la dirección es que el próximo lunes el hospital funcione a pleno rendimiento después del incendio en los vestuarios que paralizó la actividad el miércoles y obligó a evacuar a otros centros a 65 pacientes, muchos de ellos críticos. De momento, Can Ruti mantenía ayer 15 de sus 18 quirófanos cerrados por un problema en la línea de tensión eléctrica y no había recuperado totalmente ni el teléfono ni el sistema informático. Las urgencias generales está previsto que se abran hoy por la mañana.

El incendio obligó a desprogramar 1.300 consultas externas y 50 operaciones. El gerente, Enric Argelagués, anunció que antes de la festividad de Reyes se habrán realizado las cirugías desprogramadas a causa del incendio. Ayer por la mañana acudieron a Can Ruti unas 700 personas que tenían hora concertada para visitarse, pero que no habían recibido ninguna comunicación de que su consulta había sido aplazada. La mayoría de ellos pudieron ser atendidos, aunque alguno debió volver a casa porque había gabinetes sin actividad. El 95% del hospital tiene luz, pero durante una semana contará con generadores externos para las plantas afectadas por el humo.

El fuego de Can Ruti no fue causado por un fallo técnico. No se produjo, por tanto, un cortocircuito, sino que el fuego se originó por una acción humana concreta. Lo más probable, explican fuentes de los Mossos d'Esquadra, es que se trate de una colilla mal apagada que alguien lanzó a una papelera. La policía y los bomberos encontraron ayer restos de esta papelera en el vestuario de mujeres destinado a personal sanitario, que está ubicado en un semisótano del centro hospitalario.

El incendio, el segundo en tres meses en un gran hospital catalán, ha originado críticas. Representantes de UGT denunciaron en un comunicado que hacía un año y medio que habían alertado de las deficiencias en seguridad del centro. El sindicato denuncia que las mangueras de agua no llegan a todos lados. El Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña resaltó que estos incendios denotan la falta de medidas de prevención y protección contra incendios. "Solicitamos que se realicen auditorías en condiciones reales -y no teóricas- de la seguridad de los edificios públicos", afirman los ingenieros.

Nuevo teléfono - El hospital Germans Trias i Pujol ha habilitado un teléfono de información: 93 462 86 00

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2007