Enrique Bolín, imputado por la venta ilegal de vehículos

Cuatro meses después de destaparse una investigación sobre supuestas irregularidades en la subasta de vehículos retirados por la grúa municipal de Benalmádena, la Guardia Civil ha citado al ex alcalde de la ciudad, Enrique Bolín, como imputado. Bolín, del Grupo Independiente Liberal (GIB), fue interrogado sobre varios documentos que llevaban su firma y los pliegos de condiciones de las subastas de vehículos. Por este mismo caso permanece imputado Lázaro Bañasco, jefe de Policía Local durante el gobierno de Bolín y otro mando de la policía municipal. Los agentes investigan si desde el Ayuntamiento se ocultaron coches retirados por la grúa y se favoreció que las subastas quedaran desiertas para que esos vehículos quedaran para uso municipal.

Las pesquisas se han centrado en cuatro vehículos. Tres de ellos -un Audi A3, un Volkswagen Golf y un Audi A6- eran utilizados por el grupo de agentes de paisano en sus investigaciones y el cuarto, de gran cilindrada, era usado por el ex jefe de la policía local. El Consistorio habría sacado esos turismos a subasta en 2005 para recuperar los gastos derivados de los días que permanecieron en depósito, publicó ayer el diario Sur. Como tenían una deuda muy alta, las pujas quedaron desiertas.

El ex alcalde ha defendido el trabajo de su jefe de la Policía Local y ha negado que existiera ningún tipo de irregularidad en las subastas. En varias ocasiones, Bolín ha tachado la investigación de "montaje" y se ha mostrado convencido de que finalmente quedará archivada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50