Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Efectos de la crisis financiera

La Reserva Federal prepara un tercer recorte de tipos

Wall Street daba ayer por descontado que la Reserva Federal (Fed) bajará hoy los tipos de interés. Y esto dio alas al Dow Jones, que se mantuvo durante toda la jornada por encima de los 13.700 puntos. De cumplirse sus augurios será la tercera rebaja consecutiva en Estados Unidos. La duda estaba en adivinar si el banco central apostará por el cuarto de punto, hasta el 4,25%, o por una acción más agresiva, de medio, hasta el 4%.

El banco central estadounidense podría optar sin embargo por una vía intermedia, según explican los analistas de Goldman Sachs. Es decir, recortar el tipo de interés en 25 décimas y bajar en 50 décimas porcentuales el de descuento, el que se aplican en las transacciones entre la Fed y los bancos, hasta el 4,5%. De esta manera, se estaría presionando a las instituciones financieras a que aflojen los tipos que aplican a las hipotecas.

Sin embargo, no se descarta la acción más radical, como la vista en septiembre. Y es que en este momento la Fed está más preocupada por el impacto de la crisis hipotecaria en el conjunto de la economía que por un repunte en la inflación. Por eso una vez más, la clave estará en cómo justifique su decisión. El último dato de empleo, publicado el viernes, da margen de maniobra a los gobernadores a la hora de modular su estrategia.

Los economistas tienden a pensar que las acciones en política monetaria deben ser más agresivas en una fase temprana que en una más avanzada. Aun así, se teme que la Fed esté yendo demasiado lejos, demasiado rápido. Desde la autoridad monetaria se limitan a garantizar que actuará con "flexibilidad" y "pragmatismo", basándose en los datos que tenga sobre la mesa.

Resultados

Entre tanto, la incertidumbre vuelve a cernirse sobre los grandes bancos de inversión de Wall Street, que esta semana empiezan a presentar sus resultados trimestrales con Lehman Brothers. La semana que viene le seguirán Bear Stearns, Goldman Sachs y Morgan Stanley. El gigante suizo UBS ya sorprendió ayer anunciando un ajuste contable de 10.000 millones de dólares por el impacto de las subprime. Y Bank of America comunicaba el cierre de uno de sus fondos para inversores institucionales por las pérdidas acumuladas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007