La estación de Alicante se niega a atender en valenciano

Un usuario de la estación de Renfe de Alicante, gestionada por Adif, tuvo que recorrer dos ventanillas de venta de billetes hasta lograr que alguien le entendiera, porque hablaba en valenciano. Pidió billetes de tren para Castellón y Barcelona, y un empleado le contestó: "Hábleme en castellano, para trabajar en Adif no necesito entender el valenciano". El cliente, F.I., cambió de ventanilla, pero con la misma fortuna: "Tiene usted un problema porque si me habla en valenciano no le voy a entender". Así que, al final, tuvo que ir a la ventanilla de Atención al Cliente: "Al menos me dejaron hablar en mi lengua, aunque no me atendieron en valenciano", explicó ayer el afectado, quien puso la correspondiente queja por escrito contra Adif. El cliente también ha remitido escritos al Síndic de Greuges y al Defensor del Pueblo explicando el caso.

Por otro lado, ayer se presentó en la Universidad de Alicante la guía Què faig si..., manual práctico editado por la Plataforma per la Llengua, que recoge casos reales de marginación lingüística y explica cómo poder actuar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50