Internet

Facebook retira el plan de anuncios que rebeló a sus usuarios

El portal pretendía compartir datos sobre sus hábitos de compra

Al portal de contactos sociales Facebook se le han rebelado sus propios usuarios. La semana pasada 65.000 internautas firmaron y enviaron una petición a través del sitio de Internet MoveOn.org para que la empresa cambiase un controvertido sistema publicitario a través del cual comparte datos de compras realizadas por los usuarios con la red de amigos y conocidos de éstos. La empresa ya ha anunciado que va a pedir consentimiento expreso de cada perfil antes de difundir esta información en el futuro.

El programa de anuncios, conocido como Beacon, ha seguido durante las últimas tres semanas las compras y transacciones de los usuarios de Facebook en tiendas online como Fandango o Blockbuster. Estos portales pasaban la información a Facebook, que, a su vez, la distribuía entre los amigos y conocidos del internauta. Si alguien, por ejemplo, adquiría unos zapatos de una determinada marca, a sus amigos se les informaba con un mensaje en la página de inicio de Facebook.

Facebook pedirá consentimiento expreso antes de dar información
El portal genera al año más de 100 millones de euros en publicidad

Más información

El problema llegó cuando, en temporada de compras para Navidad y la festividad judía de Jánuca, esos colegas comenzaron a recibir información de regalos que eran, en realidad, para ellos mismos.

En Facebook reaccionaron rápidamente. Ahora este polémico programa sólo puede funcionar con consentimiento previo de los usuarios. "Nos hemos equivocado al crear esta aplicación", reconoció el miércoles el presidente ejecutivo de la empresa, Mark Zuckerberg, de 23 años. "Hemos hecho un pésimo trabajo en este campo, y os pedimos perdón", dijo a los usuarios de su red de contactos. "Hoy, además, os damos la opción de apagar Beacon permanentemente en vuestros perfiles", añadió el directivo. Para ello, los usuarios deben modificar su configuración en la página de seguridad de su perfil.

Hasta ahora Facebook no permitía esta posibilidad. Además, los administradores del portal entendían que si los usuarios no les denegaban el permiso expresamente, tenían el derecho de compartir esta información con quien considerasen necesario. "Hemos tardado demasiado en dar una solución aceptable", admitió Zuckerberg.

Después de sólo tres años, Facebook genera unos 150 millones de dólares (102 millones de euros) al año en publicidad. Y esta polémica no ha ralentizado el crecimiento del portal. Durante el tiempo que Beacon estuvo en marcha, Facebook siguió creciendo: atrajo a una media de 20 millones de visitantes a la semana, según la página de mediciones comScore.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 2007.