Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ingresa en prisión el acusado de sobornar al edil de EA en Laguardia

El empresario Gregorio O. le ofreció 90.000 euros para 'comprar' su voto

Gregorio O. ingresó a las dos de la tarde de ayer en la cárcel de Nanclares de la Oca (Álava), acusado de un delito de cohecho. El juez de guardia de Vitoria le envió a prisión tras encontrar indicios de su participación en el intento de soborno al edil de Eusko Alkartasuna Alkartasuna de Laguardia, Gregorio López Gonzalo, en un caso de supuesta corrupción urbanística relacionada con la construcción de un campo de golf y un complejo residencial anexo en esa localidad de la Rioja Alavesa.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 decretó el ingreso en prisión del empresario Gregorio O. por tratar de comprar el voto del concejal nacionalista a cambio de una "sustanciosa" suma de dinero, según informó ayer Interior. Al parecer, le llegó a ofrecer 90.000 euros si apoyaba un cambio en las normas subsidiarias que permita triplicar el número de viviendas previstas en el complejo de golf de Laguardia. López Gonzalo no se prestó y denunció el caso.

Están previstas 110 viviendas junto al campo de golf y el PP quiere 320

El voto de EA es clave en este consistorio, pues rompe el empate existente entre el PNV y el PP, ambos con cuatro concejales. Después de ser durante muchos años un feudo de los populares, la peneuvista María Jesús Amelibia se hizo con la alcaldía en las últimas elecciones municipales, gracias precisamente al apoyo decisivo del edil de EA.

Gregorio O., de quien no se han facilitado más detalles, fue detenido el miércoles por agentes de la Ertzaintza tras establecer un dispositivo de vigilancia a partir de la denuncia que había presentado López Gonzalo. Hace más de quince días éste recibió una llamada telefónica de una persona que no se identificó, ofreciéndole 60.000 euros si respaldaba con su voto un proyecto urbanístico más ambicioso que el previsto actualmente para el campo de golf. La llamada y la oferta se repitieron hace dos días, coincidiendo con la celebración de un pleno municipal en el que se iba a discutir sobre las dimensiones del complejo. En ese momento, el supuesto corruptor, que había elevado a 90.000 euros su oferta, fue arrestado por la policía vasca y puesto a disposición del juez de guardia.

La polémica por la construcción del complejo deportivo-residencial de Laguardia arrancó hace más de cinco años, cuando el Ayuntamiento, entonces gobernado por el PP, modificó el proyecto original, que contemplaba un campo de 18 hoyos y 110 viviendas, para permitir ocupar una mayor extensión y construir dos terrenos de juego y 500 pisos, aunque después rebajó sus pretensiones hasta las 320 viviendas.

Sin embargo, tanto el Departamento vasco de Medio Ambiente como la Diputación alavesa redujeron la dimensión del plan y sólo permitieron construir 100 viviendas y el campo de golf en una superficie total de un millón de metros cuadrados, tal y como establece el Plan Territorial Parcial (PTP) de la zona. El PP, por su parte, ha seguido defendiendo que se requiere construir 320 viviendas para que el proyecto sea viable.

Presión inmobiliaria

La Rioja Alavesa, que vive una gran efervescencia económica asociada al mundo del vino, las bodegas y el turismo, comienza a sufrir también los efectos de la presión inmobiliaria que viene asociada a la construcción de campos de golf. A las cuatro instalaciones actuales existentes en Álava, dos de ellas cercanas a esta comarca, podrían sumarse otras seis en el futuro. Sin embargo, los dos dos proyectos más conflictivos son lo que se promueven en la Rioja Alavesa y más concretamente en sus principales localidades, Laguardia y Labastida, separadas por apenas 20 kilómetros de distancia.

Ambos municipios quieren poner en marcha sus campos de golf al lado de un parque residencial con 110 y 750 viviendas, respectivamente. A diferencia de lo que sucede en Laguardia, en Labastida, el PP y el PNV van de la mano y quien se resiste al proyecto es el alcalde, Higinio Arinas, de EB. El regidor acusó ayer a estos dos partidos de unirse para exluirle como interlocutor ante las otras instituciones e "imponer el campo de golf".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de diciembre de 2007

Más información